En enérgico pronunciamiento las organizaciones representativas de los pueblos indígenas del Bajo Urubamba representados por el “Comité de Gestion para el Desarrollo Sostenible de la Cuenca Del Bajo Urubamba-Cgbu», Ceconama, Comaru, Feconayy y  Cecoabu, señalan que en el marco de la autodeterminación indígena, “las nacionalidades amazónicas tenemos nuestras propias estructuras, instituciones y formas de gobernanza, que denominamos gobernanza indígena, derecho colectivo consagrado en el convenio 169 de la OIT, aprobado por el Perú con Resolución Legislativa N° 26253 del 05 de diciembre de 1993, ratificada del 17 de enero de 1994, y con vigencia para el Perú 2 de febrero de 1995”.

“La gobernanza indígena es un ejercicio del derecho a la autodeterminación sobre el territorio, que permite decidir colectivamente sobre el propio desarrollo y la gestión de los recursos del territorio para la supervivencia. En el Bajo Urubamba las comunidades nativas tienen organizaciones representativas de los pueblos indígenas, y la solidez de las estructuras de gobernanza de los pueblos indígenas es la base para que estas comunidades afronten los cambios impuestos por la modernización y la globalización, sin restarles más poder ni marginarlos más. Se ha tomado conocimiento que en el Bajo Urubamba están ingresando nuevas organizaciones desconocidas como la denominada Asociación Coordinadora Nacional de los pueblos Originarios de la Amazonia, que está haciendo una convocatoria a las comunidades nativas en el ámbito del lote del Gas de Camisea, para formar una mesa técnica, desconociendo los intereses de dicha organización que no respeta la gobernanza que tienen los pueblos indígenas de la Amazonía Peruana. Esta convocatoria no ha respetado los canales de comunicación del movimiento indígena, lo que deslegitima la convocatoria, y rechazamos cualquier intento de intromisión”, precisa la comunicación.

En ese sentido indican “Hacemos público que ninguna organización ha realizado ninguna coordinación con la organización representativa local como es el CGBU, CECONAMA, COMARU, FECONAYY y  CECOABU, POR LO QUE LES PEDIMOS A LAS COMUNIDADES NATIVAS NO HACER CASO A NINGUNA COMUNICACIÓN O INVITACIÓN de organizaciones que no respetan la gobernanza en el marco de la autodeterminación y que solo pretenden sorprender y dividir al movimiento indigena con fines desconocidos. Asimismo, cualquier comunicación oficial se hará utilizando los canales propios de nuestras organizaciones ya mencionadas con sus comunidades bases.

Ha trascendido que las “organizaciones fantasma” que pretenden  atentar contras las organizaciones historicas de defensa de las comunidades nativas habrían sido impulsadas por el congresista Guido Bellido en su intento de generar problemas sociales con respecto a la explotación del gas de Camisea y es por ello que tras dejar el cargo de presidente de Consejo de Ministros ha enfocado su trabajo en esa parte de la región Cusco.