Tejidos nativos de la comunidad Matsigenka de Cusco atraen el interés de peruanos y extranjeros

Los tejidos creados y presentados por la Asociación de Mujeres Artesanas de la comunidad nativa de Timpía Eto Tsireri (nombre matsigenka que hace referencia a una leyenda en el que una araña enseña a tejer a las mujeres de esta comunidad), viene atrayendo la atención de peruanos y extranjeros, quienes visitan la nueva edición de “Ruraq Maki, nuestra herencia hecha a mano”, evento que se realiza desde el 17 al 31 de julio en sede central del Ministerio de Cultura, ubicado en Av. Javier Prado Este 2465, San Borja.

Los diferentes tejidos de esta comunidad indígena, ubicada en el Bajo Urubamba, selva de Cusco, resaltan toda la belleza, creatividad y legado cultural propio de las mujeres de la zona; además, cada una de las muestras destaca por el uso del algodón nativo, tintes naturales e iconografía, que dan como resultado que cada pieza de artesanía sea única e irrepetible.

La participación de las maestras artesanas de Timpía ha sido posible gracias a la contribución del Consorcio Camisea a través de su programa “Apoyo al Desarrollo de la Artesanía Matsigenka y Yine”, el mismo que ha impulsado a decenas de artesanas de amazonia cusqueña para que su arte y legado cultural ingresen al mercado de Lima, contribuyendo a la preservación de su cultura; así como activando a la economía de sus comunidades.

Según el Ministerio de Cultura, en la edición Ruraq Maki 2023 participan más de 140 colectivos de artesanos tradicionales de diferentes regiones del Perú; el 70% de ellos integra un pueblo originario, indígena o afroperuano. Asimismo, participan colectivos artesanales de casi todas las líneas de trabajo tradicionales, 45% de ellas declaradas Patrimonio Cultural de la Nación y dos de ellas incorporadas a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO.