La Dirección Desconcentrada de Cultura (DDC) Cusco entregó la obra de restauración y puesta en valor del monumento histórico templo de Belén, ubicado en el distrito de Santiago, que demandó una inversión superior a los cinco millones de soles y tres años de arduo trabajo.

Durante el acto protocolar, la directora de la DDC, Mildred Fernández Palomino, felicitó a los profesionales, técnicos y obreros por el esfuerzo para concluir esta obra que forma parte de nuestro Patrimonio Cultural de la Nación y exhortó a las autoridades y población a proteger la joya arquitectónica.

El arzobispo del Cusco, monseñor Richard Alarcón Urrutia, agradeció a la entidad cultural por los trabajos de restauración y puesta en valor del monumento histórico religioso. “Que la Virgen de Belén derrame bendiciones a los trabajadores de Cultura por haber realizado este importante trabajo de restauración y puesta en valor”, expresó.

Por su parte, el presidente de la Hermandad de la Virgen de Belén, Luis Páucar Martínez, y el presidente de la Hermandad del Patriarca San José, Rodrigo Chacón Mendoza, agradecieron a la DDC Cusco por el trabajo altamente profesional desplegado en el recinto religioso.

Los trabajos en el templo de Belén se iniciaron en octubre del 2019, y abarcaron los componentes de investigación arqueológica, conservación y restauración de estructuras, conservación y restauración de los elementos artísticos y arquitectónicos, mitigación de impacto ambiental, difusión y sensibilización cultural y supervisión.

Destaca la intervención de 105 lienzos de formatos variados, la conservación de ocho retablos y un púlpito. Se intervinieron también cinco puertas, un balcón, un balaustre de talas recargadas.

Asimismo, se consolidaron 61 marcos de diferentes formatos, 40 esculturas con diferentes advocaciones, 13 piezas (columnas salomónicas, retablos movibles), siete campanas, bulas de portón principal y aldabones. Se recuperaron seis sectores que presentaban evidencias de pintura mural.  

Durante la intervención del componente de conservación y restauración de estructuras se ejecutaron trabajos de tratamiento de pisos con laja de piedra y ladrillo pastelero, intervención en coberturas de bóvedas y cúpulas de torres, de muros con emboquillados en muros exteriores, enlucidos y pintado en muros interiores, entre otros.

Tras presentar el informe técnico, la residente de la obra, Laura Olarte Enciso, comentó que se dieron recomendaciones técnicas para la conservación y mantenimiento de la infraestructura arquitectónica, así como de las obras de arte del templo de Belén, para garantizar su perdurabilidad.