Luego de varios días de ardua labor, y gracias al esfuerzo desplegado por brigadistas de la compañía de bomberos, Oficina de Gestión de Riesgos de Desastres distritales, comuneros, entre otros junto al apoyo y coordinación del Gobierno Regional, permitió controlar los incendios forestales que afectaron aproximadamente 725 hectáreas de cobertura vegetal en los distritos de Lucre (Quispicanchi) y Ccorca (Cusco).

La Oficina de Gestión de Riesgos de la Municipalidad Distrital de Ccorca informó que, al momento, se ha sofocado el incendio forestal que se originó en la comunidad de Huancabamba del distrito del Cusco y afectó 20 hectáreas de terreno rural y otras 5 hectáreas del distrito de Ccorca.

Asimismo, el siniestro que se inició el último sábado en el sector de Ch’elqe, entre las comunidades de Quewarpata y Ccolcayqui en el distrito de Lucre (Quispicanchi) también fue controlado. El fuego devastó cerca de 700 hectáreas de pastos naturales y bosques de eucaliptos.

En el control del siniestro participaron la Compañía de Bomberos, la Policía Nacional, miembros del Ejército, personal de Serenazgo, así como miembros de la Oficina de Gestión de Riesgos de Lucre en coordinación con la OGRS del Gobierno Regional del Cusco, quienes realizaron las pertinentes coordinaciones ‘in situ’. Ambos incendios forestales se propagaron rápidamente debido a los fuertes vientos y la topografía de ambas zonas que dificultó las labores de mitigación.

En cumplimiento de la ley del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (SINAGERD), los municipios correspondientes efectúan los trabajos de mitigación disponiendo de sus recursos en sus jurisdicciones.

Al respecto, el director de la OGRS, Roberto Vidal Abarca, informó, que esta dependencia coordina con los responsables de las oficinas de Gestión de Riesgos de Desastres de las comunas distritales y provinciales para la evaluación de daños. Dijo que su despacho y todas las entidades comprometidas están en alerta permanente en caso se presenten nuevos incendios.

Lamentó que este tipo de situaciones con consecuencias nefastas para la flora y fauna de la región que, inclusive ya ocasionó una persona fallecida en lo que va del año, se suscitan por falta de consciencia de las personas, quienes a pesar de que las municipalidades y el propio Gobierno Regional, realizan acciones de prevención y sensibilización continúan con este tipo de actitudes irresponsables.