19.1 C
Cusco
domingo, abril 14, 2024

Desarrollaron primera donación y recojo de leche materna a domicilio

En lo que va del año, el Banco de Leche Humana del Hospital Regional del Cusco, ha pasteurizado más de 22 litros de leche humana, y más de 60 neonatos fueron beneficiados; el objetivo de la donación de leche materna es permitir al hospital proveer dicho nutriente a los recién nacidos que no pueden ser amamantados por su madre debido a las condiciones de prematuridad, bajo peso y otros, precisó el médico, Jorge Galdos Tejada, jefe del Servicio de Banco de Leche.

Las madres donan su leche en un acto de generosidad, de manera voluntaria y altruista, ésta no conllevan una retribución económica. La leche materna, después del proceso de pasteurización, puede ser almacenada hasta seis meses; las mamás con sobre producción de leche materna pueden acercarse al Banco de Leche Humana del Hospital Regional del Cusco para los procedimientos correspondientes.

Yuri Micaela Warton Sotomayor, joven madre de familia de una bebé de un mes y medio, es la primera donante voluntaria de leche materna recogida en domicilio, gracias al esfuerzo que realiza el Banco de Leche Humana del Hospital Regional del Cusco, para concretar este objetivo informó el médico, Carlos Enrique Gamarra Valdivia, director ejecutivo del nosocomio de la avenida La Cultura.

La señora, Yurui Micaela, extrae de su pecho el tibio alimento que su cuerpo produce, y que excede a la necesidad de su pequeña; lo almacena con cuidado en unos frascos estériles que el personal de salud deja cada semana en su casa, ubicada en el distrito de San Sebastián. Es un compromiso que asumió luego que le tocó vivir la triste situación cuando nació su bebé.

“Al nacer mi hijita fue hospitalizada, tenía que ir a darle de lactar, pero lamentablemente no tenía mucha leche, fue allí donde mi bebita recibió leche materna que donaban otras mamás”, precisó con nostalgia la joven mamá, quien cada semana entrega alrededor de cuatro frascos de leche materna de aproximadamente 250 mililitros cada uno, recogidos de su domicilio por el personal del Banco de Leche del Hospital Regional del Cusco.

La leche donada pasa por un estricto proceso de evaluación y pasteurización, para luego ser suministrada a los neonatos prematuros o cuyo estado de salud es delicado. “Es triste ver a mamás que no pueden producir leche para sus bebés, cómo ellas lloran en la sala de espera al no poder brindar el alimento primordial para sus criaturas”, cuenta la señora, Yuri Micaela.

Leer más

Local News