Indemnización que tendría que pagar comuna urubambina, sería millonaria

Otra vez los ojos puestos en Machupicchu, pues al parecer, algunos cusqueños no se cansan de hacer todo lo posible porque el mayor atractivo turístico nacional sea mal visto. A los problemas vinculados a los ingresos a la ciudadela, a cargo del Ministerio de Cultura, y, que vienen generando tantos cuestionamientos y la mayor de las incomodidades a los turistas nacionales y extranjeros, se suma una vez más, la Municipalidad Provincial de Urubamba, la que el pasado martes 15 de noviembre, convocó a diversas instituciones vinculadas al Santuario Histórico de Machupicchu, sólo que en esta oportunidad, bajo el patrocinio del parlamentario andino Javier Fernando Arce Alvarado, ex ministro de agricultura del gobierno de Pedro Castillo. El propósito de la convocatoria municipal: una Mesa de Trabajo para analizar el tema Consettur y el ingreso de las empresas autorizadas por la Municipalidad de Urubamba para operar en la ruta Hiram Bingham.

En El Diario del Cusco, fieles a nuestra labor de abordar los problemas de la región y advirtiendo que este asunto podría generar una grave crisis social en el distrito de Machupicchu, tomamos nota de lo ocurrido el 15 de noviembre en Urubamba y aquí lo resumimos. El parlamentario andino Javier Arce, vino con la consigna de hacer suscribir a todos los funcionarios públicos presentes, un Acta en la que constarían compromisos, fechas y horas para que las empresas autorizadas por la Municipalidad de Urubamba, ingresen a operar y amenazó incluso con pedir la interpelación del Ministro de Ambiente y de ser necesario disponer que las fuerzas sociales hagan ingresar esos buses a operar en la ruta Hiram Bingham, sin importar el costo social que ello significaría.

La seriedad de los funcionarios del SERNANP y el Ministerio del Ambiente, presentes en esa Mesa de Trabajo, impidió que se suscriban actas conminatorias y dejaron muy clara la posición técnica: el Santuario Histórico de Machupicchu como área natural protegida requiere del cumplimiento de requisitos específicos y de ninguna manera se aprobará el ingreso de nuevas empresas. No se firmó ningún acta y con ello, quedó de manifiesto la frustración del alcalde urubambino y el parlamentario andino. Llamó la atención la ausencia de la empresa Consettur Machupicchu, directa implicada y posible perjudicada en caso nuevas empresas ingresen a operar en la ruta Hiram Bingham, así que buscamos su versión y aquí les contamos qué fue lo que nos dijeron.

Consettur no fue nunca invitada a las mesas de trabajo o cualquier otro evento similar, así que nunca pudo exponer su posición sobre el tema. Siguen y seguirán prestando sus servicios en la ruta Hiram Bingham y más ahora que han incorporado nuevas empresas en su operación, Apu Yanantin, Apu Putucusi, ambas conformadas por 360 pobladores de Machupicchu, y, Sumac Ayllu San Antonio de Torontoy, primera empresa comunal en integrarse a las operaciones de Consettur, haciendo del cooperativismo eficiente, un modelo que debería replicarse a nivel nacional, ya que la operación de Consettur integra hoy a 13 empresas, todas ellas con base social afincada en Machupicchu.

La base social con la que cuenta Consettur es muy sólida y la denominación monopólica que le aluden, dista mucho de la realidad. Han estado atentos a lo manifestado en la mesa de trabajo urubambina y precisan que se han vertido versiones manipuladas y distantes de la realidad, la más llamativa de ellas, vinculada a lo dispuesto por el Tribunal Constitucional que determinó que sólo por vía de licitación podrían ingresar nuevas empresas a operar en la ruta y no por simples autorizaciones como las otorgadas por el Alcalde Valcárcel. El Poder Judicial ha ratificado en primera instancia, y recientemente en segunda instancia que, las sanciones impuestas por la Municipalidad de Urubamba contra su empresa, carecen de sustento y con ello, se hace inviable el ingreso de cualquier otro operador en la ruta.

El Diario del Cusco, verificó esa información y pudo constatar que, en efecto, esas tres nuevas empresas se suman a la operación de Consettur, que las mismas están integradas por pobladores y comuneros del distrito de Machupicchu en número de casi 500 personas y que la Sala Civil de la Corte Superior de Justicia del Cusco, acaba de emitir la Resolución N° 3 dictada como parte de un proceso contencioso administrativo en el que precisamente la Municipalidad de Urubamba imponía sanciones a Consettur Machupicchu, entre ellas, el retiro de sus unidades de la ruta Hiram Bingham, posibilidad ahora plenamente descartada. Dicha resolución tiene condición de cosa juzgada y nos lleva a preguntarnos, entonces qué pasó realmente el 15 de noviembre en Urubamba.

Hasta donde sabemos, todo se trataría de intereses económicos, sobre todo de empresas limeñas y de Fuerabamba que, utilizando el poder de algunas autoridades, pretenden despojar de la ruta a empresarios de Machupicchu. Hemos comenzado con la investigación y de seguro que en los próximos días tendremos novedades que harán desplomarse incluso a los que estén sentados.