14 C
Cusco
miércoles, enero 22, 2020

Entre dimes y diretes, la economía se estanca

- Advertisement -

Por: Giovanna Priale

“Todos somos generales después de la batalla” reza el refrán. Y así, nadie podría criticar las decisiones tomadas para conducir nuestro manejo económico a un crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) por debajo del 2.5%, según las últimas proyecciones. Múltiples cambios de ministros y funcionarios, pobre ejecución presupuestaria a nivel nacional y débil institucionalidad para empujar proyectos de inversión privada significativos resultan algunas de las características más saltantes de estos últimos tres años de gobierno.

Es cierto también que Perú es un país pequeño y que la guerra comercial entre China y EE.UU. afecta la demanda de nuestras exportaciones y, con ello, los ingresos derivados del comercio internacional. Asimismo, el dólar se torna al alza y la Bolsa de Valores de Lima (BVL) sobre reacciona al tratarse de un mercado muy pequeño con poquísimas empresas listadas. Crecer vegetativamente, como producto de la demanda de los sectores de la población que cuenta con empleo formal y que es el resultado de la inversión privada de los años anteriores al periodo Humala (2011) es un riesgo altísimo.

Vale la pena pensar de manera constructiva cómo articulamos un Estado promotor de la actividad económica y mucho menos disfuncional. A manera de plan de acción de crisis, creo que resulta urgente entender que hay tareas que el actual Poder Ejecutivo sí puede y debe emprender:

- Advertisement -

1) Priorizar la lista de proyectos de inversión en infraestructura, servicios públicos (educación y salud), y sectoriales (minería, pesquería, agricultura, entre otros) que son vitales para el crecimiento económico. Cada uno de estos debe contar con un análisis de riesgos (conflicto social, financiamiento, ambiental, entre otros) y con un plan de acción que mitigue cada uno de estos hasta lograr su ejecución. En suma, contar con un Project Manager Operation (PMO) para cada uno, cuya labor sea interministerial y sirva de enlace entre los sectores público y privado, incluyendo las acciones de sensibilización con la población, hasta lograr su implementación.

2) Articular metas claras y alcanzables de manera gradual en educación y salud a nivel nacional. Estas metas requieren un trabajo conjunto entre el Minedu y las autoridades regionales, y debería ser la base fundamental para que el presupuesto se asigne en función a indicadores de calidad en la prestación del servicio. Solo de esta manera se igualan las oportunidades en la cancha para que la población más vulnerable tenga acceso a las mismas condiciones que una persona de clase media o alta.

Ha quedado claro que el escenario político es altamente complejo e inflamable. Pero es en situaciones como estas que el estadista tiene que sacar a relucir sus mejores armas para no permitir que lo avanzado en materia de estabilidad macroeconómica y reducción de la pobreza se venga abajo.

- Advertisement -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Edición de Hoy

Región Cusco registra en lo que va del año más de 90 casos de pacientes con VIH

La coordinadora regional de prevención y control del VIH Sida de la dirección regional de Salud, Elsa Díaz Rojas anuncio que en el presente...

Cifras de octubre no podrán evitar caída de exportaciones este año

Entre enero y octubre de este año las exportaciones peruanas (US$ 37 mil 581 millones) presentaron una contracción de -4.3% en comparación con el...

Joven cusqueño represento a Perú en Convención de las Naciones Unidas

En los últimos días, se llevó a cabo la Conferencia Internacional por los 30 años de la Convención de las Naciones Unidas por...

Más artículos relacionados

error: ¡Contenido protegido!