Empezó descarga de GLP importada para superar el desabastecimiento

Tras superarse condiciones de oleajes anómalos

El Ministerio de Energía y Minas (MINEM) informó que se está realizando el proceso de descarga de 67 mil barriles de Gas Licuado de Petróleo (GLP) al terminal de la empresa Zeta Gas en Ventanilla (Callao), lo que contribuirá a incrementar las existencias de ese hidrocarburo y evitar riesgos de desabastecimiento.

Esto fue confirmado por Luis García Cornejo, titular de la Dirección General de Hidrocarburos (DGH) del MINEM, quien indicó que desde el buque “Colca” se viene descargando el producto hacia la planta de abastecimiento en el primer puerto.

En paralelo, se espera que en las próximas horas las autoridades portuarias habiliten la descarga de GLP almacenado en el buque “Mar Pacífico” hacia las plantas de Zeta Gas y Petroperu, situadas también en el distrito de Ventanilla.

Y en el caso de SolGas, que tiene la planta de almacenamiento más grande en el Callao, tiene en espera la habilitación para la descarga desde el buque “Enrico Fermi”, que cuenta con GLP importado.

Cabe recordar que el MINEM emitió la Resolución Ministerial Nº 208-2023-MINEM, para implementar medidas temporales de excepción para los agentes que comercializan Gas Licuado de Petróleo (GLP), con el fin de asegurar la atención de la demanda nacional de gas para uso doméstico.

Entre las medidas adoptadas se establece la habilitación de los volúmenes de GLP destinados a venta a granel, para que puedan ser comercializados como GLP envasado y así atender los requerimientos de los hogares y familias.

Asimismo, se autorizó el uso de los inventarios de seguridad almacenados en las plantas de abastecimiento de GLP que la ley exige para enfrentar situaciones de riesgo o emergencia, para garantizar la atención de las necesidades básicas de la población en esta coyuntura.

Se espera que con la normalización del abastecimiento se supere la falta del combustible que empezaba a registrarse en el país, situación que era aprovechada por acaparadores y especuladores que distribuyen al menudeo el gas domestico para incrementar los precios.