Un huaico se registró ayer en Jicamarca, en el distrito de San Juan de Lurigancho, por la activación de una quebrada. Debido a la fuerza este fenómeno, un menor de edad fue arrastrado y rescatado por vecinos de la zona.

El niño, de aproximadamente tres años, terminó lleno de lodo y fue llevado hasta una zona segura.

El pequeño se habría separado de sus padres cuando las familias escaparon de las zonas afectadas por el desborde del lodo. Uno de los hombres logró sacarlo de las aguas turbias y llevarlo en brazos hasta el borde de la calle, ante el llanto de mujeres que registraban el hecho.

Además, se informó que el pequeño rescatado ya  se encuentra bajo el cuidado de los propios vecinos que han decidido dar aviso a la policía para que se pueda ubicar a los padres del menor.