3.1 C
Cusco
lunes, junio 24, 2024
Actualidad¿Rastrean los casinos en línea su dirección IP?

¿Rastrean los casinos en línea su dirección IP?

Leer más

Los juegos de azar y las apuestas en línea se han convertido en una forma de entretenimiento sumamente popular en diferentes partes del mundo. Para la mayoría, basta con contar con una computadora o dispositivo móvil con conexión a internet para disfrutar de sus dinámicas favoritas a través de los miles de portales internacionales que brindan estos servicios.

Ya sea en los juegos online, en el casino en vivo o incluso en salas de realidad virtual, en el presente es posible conectarse e interactuar con dealers y jugadores de otras locaciones a través de la web desde la comodidad del hogar.

Para muchas personas es, además de una fuente de relajación y ratos amenos, una manera de ganar algo de dinero. Ya que la posibilidad de obtener recompensas en metálico siempre está allí cuando se hacen apuestas. Es mucho más fácil y económico para los jugadores hacer envites a distancia en portales de egambling que trasladarse a casinos presenciales y es por ello que en líneas generales los salones online le están ganando la partida en cuanto a número de jugadores y dinero movido a estos últimos.

No obstante, el hecho de que haya estas facilidades no significa que todos tengan permitido acceder a sitios web de apuestas en línea, más cuando se habla de divisas en movimiento. Una de las maneras a través de las cuales los operadores de Vulkan casino y plataformas similares controlan quién ingresa o no es a través de la dirección IP de los clientes. En las siguientes líneas, exploraremos más en cómo y para qué los casinos web rastrean la ubicación de los visitantes.

¿Qué es la dirección IP?

La dirección IP es un término que usamos cotidianamente quienes nos conectamos a internet, sin embargo, no todos saben qué significa y cómo funciona. Se trata de las siglas en inglés de Protocolo de Internet (Internet Protocol) y son una serie de números separados por puntos que sirven como etiqueta para identificar un dispositivo conectado a una red local. Las IP contienen información sobre la interfaz de red y sobre la ubicación del equipo que está intercambiando información (computadora, tablet, teléfono inteligente, etc).

Como es de suponer, no son aleatorias, están compuestas de cuatro números de hasta tres cifras del 0 al 255 y en el medio de cada uno se ubican los puntos. La entidad que asigna las IP en cada caso es la IANA (Internet Assigned Numbers Authority), que forma parte de la ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers), con base en los Estados Unidos y que cumple funciones que garantizan la seguridad en internet. Las direcciones pueden ser dinámicas o fijas, dependiendo de si cambian o no con el tiempo.

El ISP o proveedor de servicios de internet, es quien determina la dirección IP de los dispositivos, por ello, si la ubicación cambia, la IP también cambiará. Cuando se establece una comunicación entre dos dispositivos, cada uno de ellos descifra y “lee” la dirección IP del otro y así es posible saber la ubicación del usuario. Los casinos en línea y muchos otros sitios web que visitamos a menudo sí rastrean el IP del visitante en todo momento con diferentes fines.

Las restricciones de ubicación

El principal motivo por el cual los casinos en línea necesitan conocer la ubicación de quienes acceden a ellos en todo momento es porque las apuestas no están permitidas a todos. Las diferentes legislaciones en distintos países son las encargadas de consentir o denegar este tipo de actividades a los habitantes.

Hay muchas razones por las cuales las apuestas se restringen en algunos territorios. La mayoría de ellas tiene que ver con pautas políticas o religiosas. Es sabido, por ejemplo, que en muchas naciones donde la religión predominante es el islam, este tipo de prácticas están mal vistas y en algunos casos se prohíben mediante la ley. Con ello se vetan los establecimientos de juegos de azar y sorteos y se insta a los portales en línea a rechazar a los clientes provenientes de dichos lugares.

En total hay diez naciones donde es ilegal apostar, ya sea en físico u online, ellas son: Corea del Norte, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Líbano, Chipre, Arabia Saudí, Japón, Camboya, Singapur y Brunei. Por ello es muy difícil que los casinos web acepten jugadores de estos países, a menos que se valgan de una VPN y encubran su dirección IP.

Otras razones por las que se rastrea el IP

Las prohibiciones y vetos a jugadores de ciertas locaciones no son la única excusa que tienen las plataformas de juegos para querer conocer su ubicación. El control interno de los operadores puede ser otra razón de peso. Todos ellos llevan estadísticas acerca de sus clientes en aras de ofrecer servicios personalizados que eleven la popularidad del sitio web.

Las promociones y sugerencias que se brindan a cada usuario están determinadas, entre otros factores, por su ubicación geográfica. De tal forma que conocer esta información es muy importante para quienes manejan los casinos en línea.

Local News