18.1 C
Cusco
sábado, junio 15, 2024
Actualidad“Lo único que hace el personal es cuidar la salud del pueblo”,...

“Lo único que hace el personal es cuidar la salud del pueblo”, señala titular de GERESA

Leer más

Información de El Diario del Cusco capto atención total

El gerente regional de Salud del Cusco, Abel Paucarmayta Tacuri, tras la información brindada ayer por El Diario del Cusco, expresó su rechazo al atentado que sufrió un equipo de vacunadores del sector salud en el distrito de Velille (Chumbivilcas), acto que atenta contra la salud de las personas.

Cabe indicar, que este lamentable hecho se produjo cuando un grupo de enfermeras cumplía la inmunización de escolares contra la influenza en la institución educativa Tupac Amaru II. En ese contexto, 2 sujetos interrumpieron abruptamente dicha labor y procedieron a violentar física y psicológicamente al grupo de vacunadores, incluso sustrayendo 250 unidades de vacunas.

“No se puede actuar de esta forma, no se puede violentar al trabajador de salud que lo único que hace, es cuidar la salud de la población”, señaló al respecto, Paucarmayta Tacuri quien demandó la necesidad de deslindar responsabilidades para sancionar drásticamente a quienes resulten culpables de este atentado. “Censuramos y rechazamos este tipo de actitudes de sujetos realmente iracundos que, por desconocimiento, tienen este tipo de reacciones. No vamos a permitir que falten el respeto a nuestro personal de salud”, subrayó.

El titular de la GERESA Cusco comprometió, además, el soporte legal para las demandas pertinentes con la finalidad de deslindar las responsabilidades y sancionar este tipo de hechos. “Las vacunas han demostrado su seguridad pues gracias a ellas, muchas patologías han desaparecido prácticamente del planeta”, aseveró.

Ministerio de Salud rechazo agresión de enfermeras por sujetos en Chumbivilcas

La información brindada ayer por El Diario del Cusco sobre el ataque contra un grupo de enfermeras de la Gerencia Regional de Salud (Geresa) de Cusco quienes sufrieron agresión física y verbal por parte de sujetos durante una jornada de vacunación que se desarrollaba en la institución educativa Túpac Amaru II, ubicada en el distrito de Velille, provincia de Chumbivilcas, fue rechazado y condenado por el Ministerio de Salud (Minsa), precisando que el sector «reafirma su compromiso de velar por la salud de todos los ciudadanos».

Al respecto, el director ejecutivo de Atención Integral de la Salud de la gerencia regional de Salud Pablo Grajeda, indicó que las enfermeras se encontraban vacunando escolares cuando un sujeto ingresó de forma violenta al colegio y las atacó en medio de insultos.

El sujeto, tras agredir verbalmente a las enfermeras arrebató violentamente el cooler que contenía 250 dosis contra el virus de la influenza. Tras cometer el acto huyó del lugar.

El ataque se perpetró en medio del pánico tanto del personal médico como de los propios alumnos del colegio que vieron interrumpida la jornada programada por el sector Salud. «Se ha hecho la denuncia policial correspondiente, las personas han sido identificadas.  Esto requiere que instancias como la Fiscalía hagan la denuncia de oficio porque no solo son agresiones físicas, psicológicas y verbales, sino que es un atentado contra la salud pública», indicó.

Asimismo, relató que un médico casi fue atropellado por los sujetos cuando intentó pedirles que devuelvan el cooler con las vacunas.

«El médico, al enterarse, logró alcanzar a las personas e intentó hacerlas entrar en razón para que devuelvan las vacunas. Lamentablemente, a pesar de eso, la agresión verbal continuó y casi fue atropellado con una moto. Este hecho es muy grave para la salud pública», sostuvo.

Grajeda indicó que se puede discrepar contra el uso de las vacunas, pero que no se puede caer en la agresión contra el personal de salud que solo cumple con su trabajo.

«Podemos discrepar del uso de las vacunas porque, si una persona no quiere vacunarse o no quiere que su hijo se vacune, no firma la autorización correspondiente. Pero llegar a este tipo de agresiones requiere que haya una acción de carácter legal», precisó.

«Recordemos que las enfermeras van de comunidad en comunidad vacunando casa por casa y no vaya a ser que esto sea una escalada. Pedimos que caiga el máximo rigor de la ley contra estas personas que han atentado contra el proceso de vacunación», alertó.

Local News