Las poleras son uno de los íconos de la indumentaria streetwear, o sea, look urbano. Gracias a su versatilidad e incontable cantidad de combinaciones que permiten, cada vez más jóvenes toman la decisión de lucirlas de entrecasa, para salidas con amigos e incluso algunos las llevan a eventos de alta importancia.

Por ese motivo, aquí te diremos cómo debes usar tus poleras para hombre con mucho estilo y ser la envidia del resto cuando vea tu outfit.  

La historia de las poleras

Las hoodies, como se las conoce en el idioma inglés, son la pieza elemental en todo buen ropero masculino, siendo algo tan básico como tener varios jeans o camisetas de colores neutros. Lamentablemente hubo una época en la cual las poleras oversize hombre eran asociadas únicamente a los delincuentes y demás connotaciones negativas, pero por suerte hoy en día eso ya es tema del pasado y no hay ningún problema con lucirlas.

Si bien en un comienzo fueron diseñadas con el único fin de ser usadas para practicar deportes, la realidad es que hoy en día las poleras de moda invaden las calles de cualquier ciudad. En los años 30 eran usadas para que los deportistas permanezcan calentitos y secos en condiciones de lluvia. Tras unos años cumpliendo esa función, las calles adoptaron las sudaderas sobre todo en el ambiente del rap, skaters, y adolescentes en general. 

Hoy

Como la sociedad se va modificando constantemente, los usos de las prendas lo hacen de la misma manera y las poleras para hombre no están exentas de estas modificaciones. Hoy en día no son tan propias de adolescentes rebeldes como eran antes, sino que tanto hombres como mujeres las aprovechan básicamente para estar a la moda sin perder comodidad.

Las poleras aesthetic están cobrando mucha popularidad en la vestimenta diaria, por lo cual gran parte de los diseñadores opta por recurrir a este estilo y comercializarlo mediante sus marcas. En el caso de las mujeres, ellas las ven como un complemento disponible en cualquier temporada, mientras que el género masculino las aprovecha por su confort y capacidad para combinar casi con cualquier cosa.

Tipos de sudaderas

Por suerte hay muchas poleras de moda para que las personas las escojan dependiendo del uso que les darán, y son:  

  • Capucha sin cierre: Las que no traen cierre incluyen una cómoda tira de la cual hacer uso cuando tengas ganas de ajustarla. Al ser sueltas es muy fácil usarla.  
  • Sin capucha y sin bolsillos: Quizá la polera comercializada por Basement ropa más común de todas. Tienen cuello redondo.  
  • Capucha con cierre: Son muy limpias y clásicas por traer un cierre en el centro. Ideales para ser usadas debajo de otras prendas Basement.  
  • Capucha con cierre hasta la mitad: La menos común de la lista pero no por eso dejad e ser una excelente alternativa Basement Perú a tener en cuenta. Conservan un cierre que va desde el cuello hasta el pecho.  

Ideas para llevar una sudadera con estilo

Al hacerte con una linda sudadera Basement marca, observa que sea de tu agrado y te sea cómoda. Acompañarla con las combinaciones adecuadas será lo que le dé estilo a una de las prendas más versátiles que puedes tener en el ropero.  

Consejos básicos

  • No compres poleras oversize hombre que tengan la imagen de un grupo musical.
  • Opta por diseños de puro algodón por su increíble durabilidad.  
  • Si buscas formalidad, las que no tienen cierre son mejores.  
  • Ponte una que sea de tu talle y te guste cómo te queda.  
  • Las monocromáticas sin estampado son más discretas.  

Como parte de un look en capas

Si bien en cierto que al usarla en capas la polera Basement pierde bastante protagonismo, la realidad es que pueden ser grandes aliadas a la hora de combatir el frío nocturno. Mientras te ves bien también te mantendrás alejado del frío.

Lograr un look agradable es muy sencillo, ya que bastará con ponerte tu hoodie favorito encima de una camiseta simple, blanca en lo posible. Tras eso, ponte un buen abrigo y unos jeans + zapatillas.

Para conseguir un look de atleta

En caso de que quieras comodidad + calor, el look athleisure será perfecto para ti. Es necesario desterrar el mito de que este outfit necesariamente te hará ver como alguien al que le da pereza vestirse o que va al gimnasio todos los días. Aquí será importante que no te pongas una Basement ropa ancha que incluya un logo de grandes dimensiones en la parte frontal. Opta por materiales suaves de calidad.

Ponte encima tu sudadera gris sin cierre con un lindo pantalón vaquero y calzado deportivo preferentemente de color blanco. O si no, podrás recurrir a unos pantalones joggers con cordón en la cintura que sean ligeros. Cuanto más ajustado estén, mejor te quedarán.  

Debajo de una chaqueta de cuero

Si no te convenció demasiado el outfit anterior, esta opción quizá sea perfecta para ti, pues las poleras + chaquetas de cuero son un clásico que perdura en el tiempo y se hace cada vez más popular. Como los hoodies vienen de mejor calidad, su ajuste al cuerpo se verá mejor siempre y cuando adquieras una prenda de buenos materiales.  

Una de las mejores combinaciones disponibles es la de la chaqueta de cuero color negro con vaqueros del mismo todo y una sudadera de distinto color por debajo, para crear contraste. Para obtener el look definitivo, nada mejor que unos zapatos de cuero. Aplica también con chaquetas denim.

Poleras con trajes

Contrario a lo que mucha gente pueda pensar, no es ningún pecado llevar una sudadera con un traje caro o blazer, pero sí debes ser hábil a la hora de elaborar tu look y que quede a la perfección. Ponte la polera gris con un lindo saco casual más claro y unas zapatillas deportivas o zapatos con cordones.

Conclusión

A modo de cierre, es propicio volver a mencionar la importancia de buscar distintas combinaciones de poleras para encontrar la que mejor te quede y más cómodo te haga sentir.