20.1 C
Cusco
martes, mayo 28, 2024
TendenciasCómo impactó la pandemia al negocio de las escorts

Cómo impactó la pandemia al negocio de las escorts

Leer más

Desde que se inició la cuarentena por la pandemia, la economía mundial se vio muy afectada; pero las cosas se pusieron peor después, cuando el caos se apoderó de los sistemas sanitarios, Perú llegó a ser, después de Brasil y México, el país con más muertos por Covid, era el comienzo de una tragedia para las escorts ¿Qué pasó con el negocio?

El comienzo de todo

Con el caos reinando, el país estaba paralizado, las calles desoladas por la cuarentena, imágenes de muertos en vías públicas que daban la vuelta al mundo aterrorizaban a la población ¿Quién estaría pensando en contratar prostitutas? Esos primeros meses fueron los más oscuros para las escorts que trabajan en Perú, sin asistencia pública y sin beneficios legales, la industria del sexo fue de los sectores más golpeados por esta pandemia.

Sin embargo, al pasar los meses, aun con el caos latente, tanto clientes como prestadoras de servicios sexuales buscaban la manera de conectar, el trabajo se hizo más arriesgado, porque el negocio ponía en riesgo de contaminación por Covid 19, al cliente y a la escort, la fuerza del deseo y el necesario dinero, movieron la industria a pesar de todo.

Las servidoras sexuales tuvieron que no solo arriesgarse, sino que también fueron objeto de solicitud de rebajas en el precio de sus servicios, una presión a la que tuvieron que ceder para mantenerse a flote, además la difícil situación económica volcó al negocio a más y más mujeres, con lo que la competencia se incrementó; pero la creatividad pudo levantar el ánimo del sector, muchas prostitutas comenzaron a incursionar en internet, y así comenzó otra etapa que ahora impulsa más el negocio, la etapa digital.

 Digitalización de los servicios sexuales

Aunque ya existían muchos lugares de sexo y casas de citas en internet antes de que apareciera el Covid, como a otras industrias y actividades de la vida social actual, la pandemia aceleró la digitalización y muchas escorts, comenzaron a usar más chats de sexo, videollamadas, servicios sexuales por internet y el uso de streaming, solo dejaron de hacerlo aquellas sin acceso a la tecnología, que no son pocas.

La competencia en el ambiente digital, hizo que las páginas de servicios de prostitutas iniciara un proceso de mejora para servir mejor a los clientes y eso es algo positivo que está dejando la pandemia a este negocio.

Ahora en Perú, los usuarios de servicios de escorts cuentan con páginas web que ofrecen kinesiologas locales, con una variedad de opciones a través de teléfonos, chats o cuerpo a cuerpo, mucho más amplia que antes, con más para escoger y eso favorece a los clientes, además de brindarle nuevas oportunidades al negocio de las escorts.

Es por eso, que si se puede hacer un balance de cómo impactó la pandemia al negocio del placer en Perú, podemos decir que no ha sido muy diferente al que ha tenido el sector en otros países, al comienzo fue muy duro, para finales del primer año, la presión de clientes y prostitutas hizo movimientos desesperados y muy arriesgados para superar las limitaciones y ahora está tomando un nuevo aire, uno más renovado.

Local News