La manga gástrica es una de los procedimientos quirúrgicos más eficaces para reducir el volumen de grasa en el cuerpo y combatir la obesidad. Sin embargo, algunas personas obesas acuden a establecimientos no calificados para realizarse esta cirugía a fin de reducir de peso y así evitar riesgos de tener una enfermedad severa en caso de contraer el covid-19, alertaron especialistas de EsSalud.

José Alarcón, médico cirujano gástrico del hospital Guillermo Almenara, precisó que la cirugía de manga gástrica no es un procedimiento estético y que su principal objetivo es reducir la grasa corporal que es factor de riesgo de la diabetes, la hipertensión, enfermedades cardiovasculares y otros males producidos por la obesidad.

Dijo que esta operación bariátrica también tiene repercusiones muy favorables desde el lado psicológico por cuanto mejora la autoestima, la aceptación y la disponibilidad para relacionarse con otras personas.

Otros beneficios es que mejora las posibilidades de fertilidad tanto en el varón como en la mujer. En el caso de las mujeres que proyectan concebir, deben embarazarse ocho meses después de haberse realizado la cirugía gástrica.

Explicó que la persona que se somete a este tipo de procedimiento puede perder de 15 a 30 kilos de peso, y que después de la operación deberá tener un equilibrio en el régimen alimenticio, es decir, consumir alimentos en porciones pequeñas y variadas   para no volver a engordar.

“La cirugía de manga gástrica permite que el paciente tenga un peso saludable, pero si mantiene sus malos hábitos alimenticios, consume alta cantidad de calorías a través de comidas con mucha grasa, tabaco o bebidas alcohólicas, corre el riesgo de volver a engordar, teniendo en cuenta que el estómago es un músculo que puede volver a crecer”, advirtió.

¿A QUIÉNES SE LES PUEDE HACER ESTA CIRUGÍA?

El médico cirujano sostuvo que en estos tiempos de pandemia la obesidad es un factor de alto riesgo de desarrollar complicaciones en caso de contraer el Covid-19, incluso causa hasta la muerte, por lo que ha llevado a muchas personas obesas a realizarse la cirugía de manga gástrica para reducir estos riesgos, acudiendo a centros no autorizados o calificados.

Enfatizó pueden hacerse esta operación las personas que tengan un alto índice de masa corporal, previa evaluación de un equipo de especialistas integrado por médicos endocrinos, psiquiatras y cirujanos gástricos.

Recomendó realizase este procedimiento en hospitales o establecimientos de salud que brinden las garantías necesarias y que cuenten con un área de cuidados intensivos (UCI), en caso se presenten complicaciones.

“Si la opinión médica es favorable, se debe verificar la formalidad y la autorización del establecimiento donde se hará esta cirugía, así como las competencias de los profesionales que estarán a cargo de la compleja operación”, apuntó.

Si bien la recuperación es inmediata, existen algunos efectos secundarios de la cirugía gástrica como la pérdida de cabello (se presenta en un 20 o 30% de los pacientes, pero de manera temporal), debido al cambio drástico en la alimentación del paciente.