Tras copiosa lluvia que permitió apagar el fuego intenso 

Felizmente  una copiosa lluvia permitió sofocar el incendio forestal que desde la semana pasada afectaba el distrito de Acos y que provocó daños en sitios arqueológicos, en ese sentido ayer la Oficina de Gestión de Riesgos de Desastres y Seguridad (OGRDS) de Cusco confirmó que el incendio forestal que se registró en el parque arqueológico de Waqrapukara, Acos Acomayo, fue controlado y de inmediato  se implementaran labores de liquidación y mitigación.

En estas actividades participaron en acciones conjuntas, del Ejército del Perú, la Policía Nacional, bomberos, trabajadores del Ministerio de Cultura (Mincul) que recién viajaron el martes a la zona a pesar que desde el pasado viernes la municipalidad de Acos y comuneros de la zona dieron la voz de alerta.

De acuerdo a un reporte preliminar, este nuevo incendio forestal afectó los sitios arqueológicos de Tambopukara, el anexo de Percca y Waqrapukara, devastó vegetación y montañas, y se extendió por más de 570 hectáreas.