Rechazo total a pretensión de Perú Libre de coactar libertad de expresión

Inclusive fue cuestionada por canciller Maurtua

Luego que la bancada parlamentaria de Perú Libre presentara un proyecto de ley que busca controlar el contenido de los medios de comunicación, la presidenta del Congreso de la República, María del Carmen Alva, cuestionó esta iniciativa.

«Sin libertad de expresión y de prensa no hay democracia. Creo que en el Congreso siempre vamos a defenderla y, sobre todo, la Constitución; está clarísimo», manifestó.

Mientras tanto ayer en la tarde, el parlamentario de Avanza País, Diego Bazán, aseguró que su bancada no apoyará el proyecto de ley de Perú Libre, que pretende establecer restricciones y regular los contenidos de los medios de comunicación.

“Me preocupa este proyecto de ley porque me parece que intentan vulnerar el trabajo que muchos medios de comunicación vienen realizando a nivel nacional. Hacer un control sobre el espectro electromagnético retiraría la señal a muchos medios de comunicación. Prácticamente nos da a entender que pasarían a manos del Estado, del Ejecutivo”, expresó.

Asimismo, indicó que se encuentra en contra de cualquier control de contenido, debido a que vivimos en un país en el que existe la libertad de expresión.

Cabe mencionar que el proyecto de ley que declara de “necesidad pública e interés nacional la justa y equitativa distribución del espectro electromagnético y radioeléctrico en radio, televisión y otros medios de comunicación”, fue planteado por el congresista Abel Reyes, de Perú Libre.

CANCILLER CUESTIONA PROYECTO DE LEY

El ministro de Relaciones Exteriores, Óscar Maúrtua, rechazó el proyecto de ley presentado por legisladores de Perú Libre que, según denunció el Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS), amenaza directamente a la libertad de expresión.

“Como todo peruano estoy preocupado porque hemos tomado nota del proyecto de ley que se ha presentado en el Congreso”, expresó Maúrtua, quien acompañó al presidente de la República, Pedro Castillo, en la sesión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA).

“Todo eso colisiona con los instrumentos de carácter multilateral, como lo son la Convención de Naciones Unidas Derechos Humanos, que consagra la libertad de expresión, al igual que la Convención Americana de Derechos Humanos, por ende es algo que ciertamente afecta compromisos internacionales y que están inmersos, a su vez, en ámbitos tan puntuales como los derechos humanos, de los cuales, está administración del presidente Castillo, es fundamentalmente solidaria y está muy comprometida”, acotó el canciller.