Gobierno modifica decisión y no se permitirá uso de vehículos particulares en días de inamovilidad

Solo estarán disponibles transporte publico masivo y taxis autorizados

El Gobierno dispuso una cuarentena general a nivel nacional para los cuatro días de Semana Santa, del jueves 1 al domingo 4 de abril, para evitar el tránsito de las personas y consolidar los avances en la reducción de contagios del coronavirus.

Como parte de dichas medidas extraordinarias, queda prohibido durante esos días el uso de autos particulares en todo el país, independientemente del nivel de riesgo que tengan las provincias frente al covid-19.

Como suele ocurrir durante la vigencia de una cuarentena, solo estará permitido el transporte público de pasajeros y los taxis autorizados para el transporte de las personas que realizan trabajos esenciales.  Se reitera que el transporte interprovincial de pasajeros por vía aérea y terrestre también estará suspendido en todo el territorio nacional los días jueves 1, viernes 2 y sábado 3 de abril.

“Solo el domingo estará permitido el transporte interprovincial nacional, tanto aéreo como terrestre, asumiendo que muchas personas pueden estar regresando de este fin de semana largo”, señaló el ministro de Educación Ricardo Cuenca.

TRÁNSITO PEATONAL

Dado que en los cuatro días de la Semana Santa regirá una cuarentena, el tránsito de las personas quedará restringido. Solo se permitirán salidas para compras a pie y en bicicleta, dijo el ministro, corrigiéndose lo que anunció el día anterior.  Se espera, dijo Cuenca, que haya una sola persona por familia que pueda realizar compras y garantizar los servicios esenciales en los días de la Semana Santa.

Todas las tiendas de abastecimientos de productos básicos, mercados supermercados, bodegas y farmacias, atenderán de 4:00 de la mañana a 6:00 de la tarde los días jueves, viernes, sábado y domingo de Semana Santa.

El delivery de farmacias y boticas se mantendrá las 24 horas en los días de Semana Santa; en tanto que el servicio delivery de restaurantes y establecimientos afines será de 4:00 de la mañana a 11:00 de la noche.

“Este esfuerzo que tenemos que hacer todos, en estos días de Semana Santa, tiene un doble objetivo: darnos una ayuda a todos y un sacrificio para consolidar esta curva (epidemiológica) que empieza a descender y, luego, prepararnos para evitar (eventuales) contagios posteriores a un fin de semana largo”, enfatizó.