8 C
Cusco
sábado, abril 10, 2021

Fiscal justifica allanamiento a casas de militares acusados de robo de gasolina

Must Try

El coordinador de las Fiscalías Anticorrupción, Omar Tello, aseguró que el allanamiento a las viviendas del general  Ejército Peruano César Astudillo Salcedo y de otros 11 investigados por la sustracción y venta de combustible asignado al Ejército se encuentra avalada por la justicia y la ley. “Estos actos de investigación, para llegar al allanamiento, merecen el filtro de un juez que garantiza que están bien dados; por  tanto, al intervenir, hemos  actuado correctamente con autorización judicial y la medida del allanamiento a casas y oficinas de altos funcionarios se encuentra avalada”, aseveró.

Explicó que  el general Astudillo no fue notificado porque la investigación se da en reserva, al igual que la colaboración eficaz que existe en el marco de esta. Tello señaló que la investigación empezó en el año 2018 con una detención en flagrancia, cuando se vendía combustible extraído de la Escuela Militar de Chorrillos a un grifo particular.

Progresivamente, dijo, se alcanzó a mandos medios (suboficiales y coroneles) que comenzaron a entregar información que después produjo incautaciones.

En estas últimas se recogió información de celulares y computadoras que condujeron al allanamiento de inmuebles  pertenecientes a cinco generales (dos en actividad y tres en retiro) y otros funcionarios del Ejército. Para la comercialización del combustible, agregó Tello, necesariamente había que contar con la autorización o permiso de altos mandos.  “Y hemos podido acreditar, con el transcurrir de tiempo, que este permiso se daba porque había entrega de dinero”, manifestó.

ACCIONES DE LA FISCALIA

Ayer la Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Lima Sur, a cargo del fiscal Hugo Minaya, en conjunto con personal de la Diviac, allanó las viviendas de 12 oficiales y miembros del Ejército, investigados por el delito de peculado doloso, por la sustracción y venta de combustible asignado a esta institución La diligencia se realizó simultáneamente en las viviendas y oficinas del general de División César Augusto Astudillo Salcedo, jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas; y los excomandantes generales del Ejército Luis Humberto Ramos Hume, Ricardo Homero Moncada Novoa, Jorge Orlando Celiz Kuong; el general de brigada Edward Gratelly Silvam, entre otros miembros de la institución.

Asimismo, se registraron las oficinas del Estado Mayor y de Logística de la II División del Ejército, del Comando Administrativo, la Secretaría General, del Cuartel General del Ejército y las del Grifo del Cuartel General del Ejército. Según la investigación, los oficiales utilizaron el combustible que se les asignaba en sus funciones de manera indebida, llegando incluso a venderlo para obtener ingresos ilícitos.

ASTUDILLO SE RAZGA LAS VESTIDURAS

Mientras tanto el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, César Astudillo, expresó su malestar por el allanamiento de su casa dispuesto por el Ministerio Público, y señaló que está dispuesto a presentar quejas ante instancias internacionales para dejar clara su inocencia. El también comandante general del Ejército, se quejó de que en ningún momento se le haya notificado sobre la investigación por supuesto mal uso y apropiación de combustible en la que se encuentra inmerso. En declaraciones dadas desde Madre de Dios, indicó que esta acción de la Ley perjudica su imagen y la de su familia.

“No puede ser que recién hoy me llamen y me digan que me investigan por peculado y encubrimiento”, manifestó el mando militar. Refirió también que la ministra de Defensa, Nuria Esparch, al igual que él, desconoce el tema. Indicó que, de haber sido notificado, le habría informado sobre el proceso a la representante del Ejecutivo. “El Ministerio Público tiene el deber de comunicar a los investigados y no hacer shows protagónicos que le cuestan la dignidad a muchas familias”, recalcó.

Ayer el Ministerio Público allanó los domicilios de diversos militares, en el marco de la investigación por supuesto robo de combustible asignado al Ejército a partir del año 2013. Entre los comprendidos en la operación se encuentra el general Ricardo Moncada, quien fue comandante general de esta institución entre los años 2012 y 2014.

Astudillo informó que se le está acusando de “haber robado 13 mil soles”, y atribuyó a esto a un testimonio posiblemente dado por algún colaborador eficaz. “Sabemos cómo actúan los fiscales; como presionan a la gente”, añadió. En ese sentido, el militar advirtió que “no me quedaré callado” y que “podría ir hasta las instancias internacionales si la Fiscal de la Nación no me hace caso”.

Latest Recipes

- Advertisement -spot_img

More Recipes Like This

- Advertisement -spot_img