Vacunadores deberán mostrar jeringa con vacuna en su interior antes de colocarla

A partir de ahora los enfermeros a cargo del proceso de inmunización contra el covid-19 en todo el país tendrán la obligación de mostrar la jeringa con la vacuna en su interior antes de colocarla en la población, anunció el Ministerio de Salud (Minsa).

Ante la circulación de denuncias sobre un posible robo de vacunas en algunos centros de salud de la capital, el Minsa ofreció una conferencia de prensa en la que ha subrayado que, desde hoy, será una obligación mostrar la jeringa con la dosis correspondiente de vacuna antes de inocularla al adulto mayor o la persona que le toque.

“El protocolo dice con claridad que el personal de salud tiene que mostrarle la jeringa a la persona a ser vacunada. Si está con un familiar se lo muestra al familiar y luego procede a la inoculación”, detalló Arturo Granados, vocero de la institución.

Advirtió que si el profesional responsable del acto de vacunación no se ciñe a este procedimiento la familia o el paciente podrá reclamar y deberá ser atendido de inmediato.

“Esto nos ayudará a todos a reforzar más el doble control: el propio personal responsable del procedimiento y, por el otro lado, las personas que van a vacunarse contra el covid-19”.

TRES CASOS IDENTIFICADOS 

El funcionario informó que se tienen registradas tres denuncias en las que se advierte que el personal de salud no habrían colocado la dosis correspondiente de vacuna o habría inoculado únicamente aire al paciente.

“Son tres los casos que se han presentado en un escenario de aplicación de dos millones de dosis. Eso es importante remarcarlo. Estos casos están plenamente identificados tanto en personas como lugares: En el vacunar de la Universidad Agraria La Molina, el Vacunatorio Estadios Chanka en Santa Anita y en el Vacunatorio del Campo de Marte”.

Sobre la identidad de las personas involucradas en estos casos ha sido plenamente identificadas, pero que debido a la Ley General de Salud y la Ley de Protección de Datos Personales se mantendrá en reserva, porque se trata de una investigación seria y se debe respetar el buen nombre de las personas hasta que se determine su responsabilidad.     

“El jueves el Ministerio de Salud emitirá un informe sobre el tema para que todo el mundo esté tranquilo y se determine si se trató de un error humano o existen responsabilidades administrativas civiles o penales”.

Arturo Granados detalló que la investigación está a cargo de la Dirección Ejecutiva de Inmunizaciones del Ministerio de Salud, que es la entidad técnica que debe garantizar que el proceso de inmunización se cumpla bajo los protocolos establecidos y “donde mostrar la jeringa con el biológico, que es la vacuna, será parte del protocolo”.  

SE CUENTAN FRASCOS Y JERINGAS

El experto descartó que se hayan registrado denuncias del mismo tipo en las provincias. Agradeció a las familias que denunciaron estas irregularidades en la vacunación de sus seres queridos y dijo que en mérito a eso la investigación será rápida y exhaustiva.

“Para tranquilidad de todos debo señalar además que al final de la jornada de vacunación en cada centro se hace un conteo de loa frascos vacíos, de las dosis aplicadas y las que podrían estar quedando como remanentes. De igual manera se hace con las jeringas usadas cada día. Todo con un acta para que quede registro del proceso de vacunación”, añadió.  

La enfermera técnica, que acompañó al funcionario durante la conferencia de prensa, explicó que la vacuna contra el covid-19 llega a cada centro de vacunación en un frasco, del que se extraen seis dosis para igual número de personas.  

Dijo que actitud podría ser considerada hasta criminal

Vacunadores que cometan irregularidades serán severamente sancionados dice Sagasti

El presidente Francisco Sagasti sostuvo que los vacunadores que incumplan los protocolos para inmunizar contra la covid-19 serán duramente castigados, por tratarse de algo que no se debe permitir.  Al ser consultado sobre los casos reportados por familiares de algunos vacunados, dijo que es algo sumamente preocupante, un tipo de engaño que no se debe permitir, y podría ser hasta criminal.

Los protocolos, subrayó, establecen con toda claridad que se debe mostrar la vacuna e indicar al vacunado cómo se ha llenado la jeringa antes de ser aplicada, lo que se cumple en la mayoría de casos.

“Y en los casos en que no se cumpla, seremos extremadamente severos, ya el ministro ha anunciado una investigación  exhaustiva. Nos aseguraremos de que no vuelva a suceder, dando una sanción ejemplar a los responsables”, manifestó  el jefe del Estado.

Estos casos, denominados “vacunas de aire”, son una clara violación del protocolo del Ministerio de Salud, enfatizó el mandatario y “cualquier vacunador que haya incumplido el protocolo o tratado de hacer esta fechoría será duramente castigado”.

Además de la investigación del Ministerio de Salud, refirió, el tema es visto por la Contraloría y la justicia. “Somos los primeros interesados en hacer que se cumpla el protocolo con riguridad y sancionaremos a quien no lo haya hecho.