Revelan que Machu Picchu fue construida antes de lo que se pensaba

Machu Picchu, el sitio arqueológico ícono del turismo del Perú, es por lo menos dos décadas más antiguo de lo que se pensaba, de acuerdo con un estudio liderado por el arqueólogo Richard Burger, profesor de Antropología de la Universidad de Yale.

El equipo de investigadores utilizó la datación por radiocarbono para revelar que Pachacútec gobernó antes que lo que decían estudios anteriores y la ciudad inca de Machu Picchu estuvo ocupada entre 1420 y 1530 después de Cristo; es decir, por lo menos es 20 años más antigua de lo que sugiere el registro histórico aceptado.

“Este es el primer estudio basado en evidencia científica que proporciona una estimación de la fundación de Machu Picchu y la duración de su ocupación”, afirmó Burger en un comunicado de prensa recogido por CNN.

Esto significa que las primeras conquistas de Pachacútec tuvieron lugar antes, lo que ayuda a explicar cómo el Imperio incaico se convirtió en el más grande y poderoso de la América precolombina.

Con base en documentos históricos se creía que Machu Picchu se construyó luego de 1440 o incluso 1450. Sin embargo, Burger y su equipo usaron la datación por espectrometría de masas con aceleradores (AMS por sus siglas en inglés) de restos humanos para obtener una imagen más precisa.

La AMS funciona incluso con cantidades pequeñas de material orgánico, lo que amplía el conjunto de esqueletos que pueden estudiarse. Los cuerpos habían sido enterrados bajo rocas, acantilados o cuevas poco profundas, según el estudio. También había un ajuar funerario que incluía cerámicas y pasadores de bronce y plata para mantones.

El equipo de investigadores analizó los restos de 26 individuos enterrados en los cementerios de Machu Picchu, que se recuperaron en el lugar durante las excavaciones de 1912 dirigidas por el profesor de Yale Hiram Bingham III, quien había “redescubierto” el sitio el año anterior.

Los registros históricos fueron escritos por los conquistadores españoles luego de que tomaran el control de la zona. “Los resultados sugieren que la discusión sobre el desarrollo del Imperio incaico basado principalmente en registros coloniales necesita revisión”, señala el comunicado de la Universidad de Yale.

Aunque el estudio reconoce las “limitaciones” de la datación por radiocarbono, los investigadores dicen que las pruebas documentales no son confiables. “Tal vez llegó el momento de que las pruebas de radiocarbono asuman la prioridad en las reconstrucciones de la cronología de los emperadores incas y la datación de sitios monumentales incaicos como Machu Picchu”, añade el estudio, que fue publicado en la revista Antiquity.