Medidas del gobierno nacional podrían ocasionar incremento del 30% en tarifas eléctricas en el país

La propuesta del Comité de Operación Económica del Sistema Interconectado Nacional (COES) de reformar el sector eléctrico mediante la desaparición de los contratos take or pay y ship or pay y la implementación de un mercado secundario de gas natural podría impactar negativamente en las tarifas de los usuarios finales, pues éstas podrían incrementarse hasta en un 30%, afirmó el especialista en temas de energía, Amadeo Arrarte.

Explicó que la política energética implementada por el Estado, permitió, a través de la exigencia de suscribir contratos en firme (Ship or Pay) de transporte y distribución y contratos bajo condiciones Take or Pay de suministro por parte de los generadores termoeléctricos, el desarrollo de la industria del gas natural, con un beneficio positivo para los consumidores residenciales a través de tarifas competitivas y un importante ahorro mensual en combustible para todos sus usuarios.

“No obstante, la propuesta normativa que ha presentado el COES, a raíz del Decreto Supremo Nº 031-2020-EM, dictado para cumplir con la Acción Popular Nº 28315-2019, promovida por la empresa Luz del Sur, desconoce la naturaleza de estos contratos y pretende incluir costos fijos como parte del costo variable de las centrales térmicas”, manifestó.

Arrarte sostuvo que la modificación de una normativa tan medular en el sector eléctrico puede implicar que los grandes consumidores busquen cambiar su modalidad de contratación.  “En lugar de suscribir contratos de largo plazo, pueden optar por contratos interrumpibles; esto significará que una importante demanda del mercado de gas natural se retirará, estamos hablando entre el 25% y 30% y, como consecuencia de ello, se incrementaría la tarifa de distribución eléctrica en aproximadamente la misma proporción, es decir, entre 25% y 30%”, detalló.

En ese sentido precisó que este incremento Tarifario afectará a toda la cadena del gas natural, desde el consumidor residencial hasta el consumidor industrial y también al propio generador eléctrico. “Inclusive, la producción eléctrica será mucho más cara debido a estas posibles modificaciones.”

El experto en temas de energía aseveró que es importante que este punto sea analizado en su conjunto de manera técnica. “Ahora no se están midiendo los impactos intersectoriales que esto puede tener. Recordemos que el objetivo es masificar el consumo del gas natural, pero con tarifas adecuadas que permitan, además, que más empresas inviertan en el sector”, puntualizó.