La Fiscalía Provincial Mixta de Desaguadero y la Policía Nacional del Perú, intervinieron a un grupo de ciudadanos de nacionalidad venezolana y boliviana, a quienes se les encontró armas de fuego y granadas de guerra.

La intervención se produjo en el hotel Rey en Desaguadero; cuando los extranjeros notaron la presencia de la policía arrojaron desde el techo del establecimiento una mochila a un terreno adyacente, en su interior se encontró las armas de fuego y granadas de guerra.

El fiscal provincial Eliot Albarrán Burgos, solicitara al Poder Judicial la detención preliminar por siete días en contra de los extranjeros mientras duren las investigaciones, el grupo esta integrado por 8 varones y 7 mujeres y se les acusa por el presunto delito de tenencia ilegal de armas.

La intervención se produjo luego que un venezolano denunció el secuestro y robo de dinero por parte de un grupo de extranjeros.

En la versión que brindaron a los efectivos de la PNP, precisaron que se hallaban de paso, pues el objetivo era llegar a la Ciudad Imperial. Los intervenidos no quisieron brindar más detalles sobre su presencia en Cusco y en cuanto a las armas, todos desconocieron ser los que portaban los peligrosos elementos.