GORE Cusco propone que consorcio Camisea oferte gas barato y garantice su masificación

Cuestionó que apenas el 1.4 millones de peruanos sean beneficiarios del proyecto gasífero

Instalar una válvula de líquidos en la planta de Kepashiato (La Convención), ofertar gas barato para los peruanos y masificar este recurso natural en el país, principalmente en el sur peruano, son las propuestas planteadas por el gobierno regional del Cusco para renegociar el contrato con el consorcio que explota el yacimiento de gas de Camisea.

El gobernador regional del Cusco, Jean Paul Benavente García, explicó que una primera tarea en el inicio de las renegociaciones del reparto de utilidades a favor del Estado peruano, se refiere a la necesidad de que se instale una válvula de líquidos en la planta de Kepashiato para garantizar su funcionamiento y la provisión del recurso, algo que no está previsto en el contrato actual.

Asimismo, demandó tomar en cuenta la necesidad de ofertar gas barato para los peruanos y su masificación, principalmente en beneficio del sur peruano. “Tenemos que poner una agenda clara a nivel nacional que no solo beneficiará al Cusco sino al sur del Perú”, indicó.

Precisó que se requieren buscar algunas estrategias que permitan llevar el gas barato. “Kepashiato necesita otra válvula del poliducto para aprovechar los líquidos para alimentar, por ejemplo, una planta de fraccionamiento que ya estamos trabajando en los estudios definitivos para producir GLP, el baloncito que llega al hogar de la familia peruana”, aseveró.

Reveló que al ponerse en agenda el debate de la renegociación del contrato, algunos puntos del acuerdo pueden mejorarse para beneficiar en mayor nivel al país con este recurso natural. “Es un elemento que estábamos esperando desde hace mucho tiempo porque necesitamos mirar algunas variables que están dentro del contrato que permitirían manejar de mejor manera el proceso de aprovechamiento de este recurso tan importante para el país”, enfatizó

La autoridad cusqueña demandó la necesidad de poner en agenda el verdadero problema que es llevar gas barato a las familias peruanas. “Entiendo que se deben de revisar otros temas vinculados a costos, a ingresos brutos de la empresa”, afirmó.

Benavente García, cuestionó las estadísticas de la masificación del gas al recordar que sólo en Lima existen 1.4 millones de usuarios de gas en los hogares cuando la meta inicial era casi 5 millones de beneficiarios a nivel nacional. “Y eso pasa por una masificación que implica renegociar en ciertos puntos, por ejemplo y de manera concreta. Cusco tiene una válvula en Kepashiato y Ayacucho tiene otra válvula en el Cerro Tocto, frente a Huamanga. Esas válvulas son para gas natural y allí se podría extender un ramal de un gasoducto”, reiteró.

Recordó que los peruanos estuvimos condicionados en los últimos años al gran Gasoducto Sur Peruano, anteriormente llamado Gasoducto Andino del Sur y ahora denominado Sistema Integrado de Transporte del Gas. “En los tres casos que son el mismo trazo, no hemos tenido una respuesta contundente de los anteriores gobiernos”, añadió.

Cabe indicar, que el gobierno peruano formalizó este lunes un pedido para renegociar el contrato con el consorcio que explota el yacimiento de gas de Camisea.