Gobernador pidió presencia del Presidente de la República y Ministro de Salud en Cusco

Es urgente compromisos concretos para conclusión del hospital Antonio Lorena señala autoridad regional

Frente a la frustrada licitación de la conclusión del hospital Antonio Lorena; el gobernador regional, Jean Paul Benavente García, solicitó al presidente de la República, Francisco Rafael Sagasti Hochhausler y al ministro de Salud, Óscar Ugarte Ubilluz, su presencia en la Capital Histórica del Perú para asumir compromisos con los cusqueños y evitar más conflictos sociales.

Mediante oficio dirigido al despacho presidencial, la autoridad regional comunicó la preocupación y molestia de los trabajadores y médicos del ‘nosocomio de los pobres’ por los retrasos constantes en la conclusión de esta obra. Ellos anunciaron un paro regional para el próximo 20 de julio.

En el documento, la autoridad cusqueña, asimismo transmitió la posición de la Asamblea Popular que también ha remitido una misiva manifestando su malestar por la nueva postergación.

“En este escenario, conscientes de la crisis política y social que vive nuestro país y el resquebrajamiento de la salud como consecuencia de la pandemia producto del COVID-19, sumado a que la propuesta del postor excedió por tres veces el valor referencial, solicitamos enérgicamente que se agilicen todas las acciones necesarias para la continuación de este tan importante proyecto para el Cusco”, señala el oficio firmado por Benavente García.

Señala también que la presencia en la ciudad imperial del jefe de Estado y del ministro de Salud, permitirá fortalecer un ambiente de paz que coadyuve a la continuación del proyecto sanitario y se tome conocimiento de las condiciones actuales en las que se encuentra el hospital de contingencia y la infraestructura hospitalaria paralizada. Así, se garantizará la conclusión del saldo de obra y el equipamiento del Hospital Lorena, obra importante para la región cusqueña.

“La conclusión de este importante proyecto, se ha visto postergado, lo cual ha generado desconfianza de las autoridades, malestar y desazón de la población, dado que hasta la fecha el Cusco, no cuenta con una infraestructura hospitalaria para brindar una mejor atención de salud, lo cual es imprescindible en nuestra región, más aún, si tenemos en cuenta la actual coyuntura producto de la pandemia producida por el COVID-19, que ha agudizado la crisis sanitaria en nuestra región”, precisa en otra parte.

De otro lado el gobernador regional Jean Paul Benavente, dijo que para mañana miércoles se ha convocado una reunión de urgencia del Consejo de Coordinación Regional, para asumir medidas respecto a este tema.

“Para esta reunión también están invitados los congresistas de la región, asimismo los parlamentarios electos”, precisó.

Cabe indicar que la obra del ‘nosocomio de los pobres’ se ejecuta en la modalidad de Estado a Estado con Francia. Tras un año de contrato, todavía no hay avances. Esta vez cayó la licitación porque se presentó un solo postor que pedía más del 230% del valor referencial. Es decir, más de 1,200 millones de soles para terminar el proyecto emblemático.

Al respecto, Emmanuel Sixdenier, representante del consorcio francés EGIS & AP-HP International, encargado de la asistencia técnica para la culminación del hospital, comunicó el nuevo retraso. Explicó que la única empresa interesada consideró insuficiente el valor referencial de 420 millones de soles.

Según la evaluación del Estado de Francia, el hospital iniciado en el 2012 a cargo de la empresa brasileña OAS, apenas tiene un avance del 41.6%. Peor aún, requiere de la demolición de varias áreas afectadas por el tiempo y otras por estar mal hechas.

Ante lo ocurrido, el consorcio francés decidió fragmentar el proyecto. Se realizarán licitaciones complementarias para aminorar los riesgos y presentar más atractiva la oferta de concluir el Hospital Lorena. El nuevo primer paso ya se dio. El 19 de julio comenzará el desmontaje de las áreas de ventilación y las salidas de gases medicinales. Dichos trabajos costarán un millón 300 mil soles y terminarán en diciembre.

Otra fase corresponderá a la demolición de las zonas estructurales como las del búnker, áreas para tratamientos de radiación. El consorcio aún no define si estas acciones serán parte de la licitación principal o será otra complementaria.

Aeropuerto de Chinchero

Comuneros de Raqchi Ayllu asumieron medidas de protesta el fin de semana reclamando la marginación de que fueron objeto en el marco de la obra de remoción de tierras en el polígono del aeropuerto.

“El problema ha sido resuelto porque el tema social en el desarrollo del proyecto, es sumamente importante, esta comunidad no fue considerada en lo que se refiere a servicios diversos, lo que significa impacto económico para ellos”, sostuvo al tiempo de ratificar que el Gobierno Regional trabaja para que el tema social no sea dejado de lado en proyectos de esta envergadura.

No solamente se trata de puestos de trabajo, mano de obra local, sino también la contratación de servicios como hospedajes, restaurantes, entre otros.

Sobre la planta de Kepashiato, dijo que el proyecto vera luces a partir del próximo año, las municipalidades, el gobierno regional y el gobierno central han ratificado su participación en el financiamiento.