Gerente de trabajo expresó su preocupación ante la vigencia de la ley que elimina el CAS

El gerente regional de Trabajo y Promoción del Empleo Javier Vega, indicó que la Ley que elimina el sistema CAS generará una serie de problemas para las entidades, para quienes aspiran a un puesto de trabajo en el Estado y también a los propios servidores de este régimen.

La ley que se halla en plena vigencia por insistencia, desde el 11 de marzo y que elimina en su totalidad el régimen genera que las entidades de estado ya no pueden contratar bajo esta modalidad salvo en casos de suplencia

“Lo que genera esta nueva norma, es también que los trabajadores que actualmente se hallan laborando bajo este régimen; a partir del 11 de marzo tendrán que acumular dos años continuos o tres discontinuos para ingresar a planillas del Estado”, dijo.

Explicó que la norma no es retroactiva, trabajador que el 9 marzo concluyo con su contrato y no ha sido renovado, ellos no se benefician con la norma.

Asimismo, quienes, al 11 de marzo, aún tienen vínculo laboral con la entidad se acogen a la norma siempre y cuando las labores que cumplen no son de naturaleza temporal y no permanente.

“No estamos en contra de la adquisición de nuevos derechos, pero también es importante el fomento del empleo”, puntualizó.

Sostuvo que en el estado ya se tiene un grueso de trabajadores nombrados y un número grande de repuestos y con contrato indeterminado, hoy los trabajadores del régimen CAS se quedan de manera permanente.

“Al ya no poder aplicar el vencimiento de contratos, ya no hay forma de que se contrate nuevos servidores bajo ninguna modalidad”, reiteró.

El funcionario dijo que el Congreso de la Republica se apresuró en aprobar esta nueva Ley, porque los más beneficiados serán quienes accedieron a un puesto con una buena remuneración, sin embargo, la mayoría tiene cargos cuyos ingresos alcanzan a mil o mil 200.

La norma es claramente inconstitucional, dijo señalando que no es un avance sino por el contrario es un retroceso total. “Existe una partida presupuestal, se incrementa la planilla del Estado, cosa que no puede hacer el Congreso”, dijo.

“Si la intención era mejorar las condiciones laborales del trabajador CAS, lo mejor hubiera sido es pasarlos al sistema Servir”, indicó recordando que en Cusco son un promedio de 45 mil trabajadores.