Se incumplieron acciones técnicas necesarias

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) a través de Provías Nacional inauguró en enero pasado  el puente Maranura, una de las infraestructuras viales de su tipo de mayor longitud, el expediente técnico sustentaba que el objetivo del puente  era mejorar la comunicación entre Cusco y el Valle del Río Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem). Sin embargo, la Contraloría General de la República observó que durante la ejecución del mismo se incumplieron algunos de los términos de referencia fijados en el contrato.

En el Informe de Auditoría N°006.2021-2-0661-AC la Contraloría recomienda iniciar acciones administrativas y civiles contra varios funcionarios y servidores de la entidad estatal que dieron conformidad al estudio definitivo para la ejecución de la obra, pese a que no se desarrollaron la totalidad de las perforaciones diamantinas exigidas en el estudio de geología y geotecnia.

La construcción del puente Maranura y Accesos tuvo un costo de más de 38 millones de soles y estuvo a cargo del consorcio Maranura  la elaboración del expediente técnico, el mismo que comprendía un estudio de geología y geotécnica.

Se precisa que se pagó más de millón y medio de soles, para  desarrollar las perforaciones en la zona de cimentación de los pilares. Se exigió ocho perforaciones y solo hicieron cuatro. Y la profundidad acumulada debía de ser de 240 metros, pero solo hicieron de 170.20 metros.

La estructura del puente Maranura es de 202 metros de longitud y está diseñado para soportar una sobrecarga de 48 toneladas, además, tiene un ancho total de 11.70 metros .