Casos de jóvenes con enfermedades renales se incrementan en Cusco

El servicio de Nefrología del Hospital Nacional Adolfo Guevara, encabezado por Silvia Hancco León, advirtió un alarmante incremento de enfermedades crónicas renales en población cada vez más joven que desde los 18 años de edad, demandan terapía de sustitución del riñón, conocida como hemodiálisis.

“Las primeras causas que generan la dependencia de una máquina de hemodiálisis en el estadio cinco de la enfermedad renal crónica, son la diabetes y la hipertensión arterial, ocasionadas por una vida sedentaria y una dieta rica en grasas, carbohidratos, así como el consumo excesivo de sal; por eso, debemos realizar un tamizaje permanente de la glucosa, así como controlar el peso”, recomendó Hancco León.

De la misma manera, asevero que dentro de las medidas  preventivas se debe tener un adecuado control de la diabetes, la  hipertensión arterial; sin dejar de lado el tratamiento oportuno de las enfermedades de las vías urinarias, el control médico estricto en casos de gota, litiasis renal y evitar la administración de medicamentos anti inflamatorios nefrotóxicos.

Como se sabe los riñones sanos, funcionan como filtros que efectúan la limpieza de la sangre eliminando desechos peligrosos y los excesos de agua y sal por su parte la hemodiálisis suple esta primera tarea, purifica la sangre, para lo cual el enfermo deberá estar conectado a una máquina (un filtro con soluciones, a través del cual pasa la sangre) que hará el trabajo de forma extra corporal, simulando a los riñones sanos.

En ese sentido, el marco del Día Mundial del Riñón  que se celebra el segundo jueves de marzo con el lema ” Salud renal para todos, en todas partes: viviendo bien con enfermedad renal”, los especialistas del Hospital de ESSALUD Cusco hacen énfasis en la educación permanente de los pacientes con enfermedad renal; así como en los programas de prevención en los grupos de riesgo de la población asegurada.  

“La enfermedad renal es un gran desafío para el paciente y su familia ya que esta tiene un impacto en sus quehaceres cotidianos y en el deterioro progresivo de su salud, el manejo de la enfermedad renal requiere del compromiso del mismo paciente y el apoyo familiar”, acotó la jefa del mencionado servicio.