Avance de construcción del hospital Lorena no era del 76.3% sino solamente del 41.6%

Ejecución del saldo de obra queda otra vez postergado

Se iniciaron los trabajos preliminares para dar paso a la ejecución del saldo de obra del Hospital Antonio Lorena (III-1) de Cusco, proceso que se ejecuta con la asesoría del gobierno francés mediante contrato de Estado a Estado, anunció Hernán Yaipén Aréstegui, coordinador general del Programa Nacional de Inversiones en Salud (Pronis).

Asimismo, el Project Management Office (PMO)  francés, en presencia de representantes de la región, del Hospital Antonio Lorena, expuso sobre la situación actual del proceso de ejecución. En ese sentido, los primeros trabajos a realizar serán los desmontajes selectivos de las instalaciones técnicas de aire acondicionado y gases medicinales.

De igual forma, se comunicaron las deficiencias encontradas en la infraestructura actual. En 2015 el avance de la obra fue valorizada en 76.3 % (OAS) y 62.1 % (según el gobierno regional que presidia Edwin Licona); sin embargo, después del análisis se determinó que el avance real de la obra solamente es de 41.6 %. Esta situación, sumada a la pandemia por la covid-19 que estamos afrontando, complejizaron la ejecución de los trabajos, convirtiéndolo en un proyecto riesgoso. Por ello, el postor propuso un monto demasiado elevado, más del triple del costo estimado.

En ese sentido, se anunció la nueva hoja de ruta y cronograma para destrabar y sacar adelante en el más breve plazo posible la construcción de este establecimiento de salud, que tanto requiere la población cusqueña.

Como parte de la nueva estrategia para encausar el proyecto, se han iniciado las obras preliminares mientras se realiza la nueva licitación para la intervención del grueso de la obra.

Por último, el coordinador general del Pronis refirió que se tiene asegurado el financiamiento y se están actualizando los términos de referencia para realizar la nueva licitación en la primera semana de agosto. “Este cambio de estrategia es la mejor solución. Nosotros como Pronis estamos trabajando de manera conjunta para mitigar los riesgos que siempre existen en este tipo de procesos”, puntualizó el funcionario.

Todo vuelve a cero debido a que propuestas económicas superan el triple del valor proyectado

Nueva licitación para la conclusión del hospital Antonio Lorena

Inclusive se recomienda demoler la construcción avanzada por graves deterioros e irregularidades

En conferencia de prensa, el gobernador regional Jean Paul Benavente lamentó el nuevo retraso en la elección del consorcio responsable de la construcción del saldo de obras y del equipamiento del hospital Antonio Lorena, mostrando también su indignación por este hecho que perjudica la atención de la población en materia de salud ‘cuando todo ya estaba encaminado’.

“Es mejor dar la cara, dar un paso firme y seguir avanzando en este proceso que se ejecuta con la asesoría del gobierno francés mediante contrato de Estado a Estado.”, señaló.

La nueva propuesta establece el desmontaje de las instalaciones técnicas de aire acondicionado, ventilación y gases medicinales en la actual construcción hasta diciembre del presente año. Para este fin, se suscribió un contrato con el consorcio Egis Batiments International y APHPi International, contratista y supervisora, respectivamente.

En cuanto a la obra principal, se convocará a una nueva licitación en la primera semana de agosto del presente año para continuar diferentes obras preliminares entre diciembre y marzo de 2022 sobre la base del expediente técnico que se elaborará luego de la buena pro programada para noviembre. Asimismo, los planos arquitectónicos del expediente técnico serán actualizados hasta diciembre del presente año.

Precisó que se hará la convocatoria mitigando riesgos con una inversión de alrededor 420 millones de soles. “Pagar más, es imposible. Este es uno de los proyectos donde se efectúa un permanente control concurrente de la Contraloría; por tanto, tenemos que responder a cada una de las etapas que estamos desarrollando”, enfatizó.

PRESUPUESTO GARANTIZADO

Sostuvo que el Programa Nacional de Inversiones en Salud (PRONIS), garantizó el financiamiento de la obra actualizando, asimismo, los términos de referencia para realizar la nueva licitación.

Benavente García, afirmó que, a la fecha, se trabaja con la transparencia del caso en la nueva hoja de ruta y cronograma para destrabar y sacar adelante en el más breve plazo posible la construcción de este establecimiento de salud. “Hay el compromiso de darle sostenibilidad y continuidad a este proyecto que está considerado en el presupuesto multianual de Salud”, afirmó.

DEFICIENCIAS EN LA CONSTRUCCION PARALIZADA

Representantes de Project Management Office (PMO) francés, expusieron sobre las deficiencias encontradas en la infraestructura actual. En 2015 el avance de la obra fue valorizada en 76.3 % por la constructora brasileña OAS y 62.1 %  por el  gobierno regional del Cusco encabezada entonces por Edwin Licona; sin embargo, después del análisis se determinó que el avance real es de 41.6 %. Esta situación, sumada a la pandemia por el COVID-19 que afronta el país, complejizaron la ejecución de los trabajos, convirtiéndolo en un proyecto riesgoso. Por ello, el único postor que se presentó a la convocatoria propuso un monto demasiado elevado, más del triple del costo estimado, es decir más de 1,200 millones de soles, cuando el presupuesto estimado fue de 420 millones.