Nuevamente induce al error con sus funcionarios

El contexto político social en la provincia de Urubamba se torna cada vez confuso, la incertidumbre y malestar se adueña de la población de Machupicchu, ya que en una reciente conferencia de prensa, el alcalde de Urubamba, Alberto Valcárcel Villegas y su equipo técnico sorprendieron al convocar públicamente a los transportistas para inscribirse y otorgarles autorización que les permita operar la tan anhelada ruta Hiram Bingham, luego de fracasar en su intento de declararla como vía saturada, pretensión que fue técnicamente desestimada por los regidores de la Comisión de Transporte y Desarrollo Urbano-Rural de la comuna provincial.

Frente a esta medida, las voces empresariales del consorcio Consettur, se hicieron escuchar, quienes argumentan que, en la actualidad, la ruta se encuentra operada por este consorcio hasta el 2025 bajo la autorización oficial de la Municipalidad Provincial de Urubamba y la Gerencia Regional de Transportes y Comunicaciones Cusco.

El equipo técnico del gobierno provincial de Urubamba sustentó la entrega de autorizaciones a todos los transportistas, aduciendo a una consulta presentada ante el MTC (oficio 637 – 2021 – A/MPU del 18 de octubre de 2021); cuya respuesta fue que, como Municipalidad Provincial, la jurisdicción de Urubamba, tiene a su cargo normar y regular el servicio público urbano e interurbano sobre la infraestructura vial pública de su competencia de acuerdo con el Reglamento de Jerarquización Vial.

Mientras tanto, la opinión del área legal del consorcio Consettur argumenta que, la Municipalidad de Urubamba pretende generar confusión y mal utilizar el marco legal vigente con fines políticos, en un afán de salvar la desprestigiada gestión del alcalde Valcárcel. Además, los letrados aducen que en la comuna urubambina se está mal interpretando ésta y otras normas, induciendo al error a la sociedad empresarial con convocatorias inapropiadas que podrían ser calificadas como estafa y denunciadas penalmente.

Julián Quispe Anchaya, miembro de la Junta General de Accionistas de Consettur, en una entrevista, dio a conocer algunos antecedes que respaldan la posición legal desde la empresa Consettur, “Existe otro aspecto que reconoce los derechos empresariales y otorga soporte legal a Consettur Machupicchu SAC, cual es lo acontecido el 31 de diciembre de 2010 donde el ex alcalde de la municipalidad de Urubamba Edy Cuellar Tamayo, ante el Notario Público Reynaldo Alviz Montañez ratifica el contenido del instrumento 1976 de aclaración y declaración, la cual señala que la municipalidad provincial de Urubamba en su calidad de titular de la ruta Machupicchu Pueblo – Complejo Arqueológico de Machupicchu, tiene celebrado contrato de concesión de dicha ruta con la empresa Consorcio de Empresas de Transportes Turísticos Machupicchu SAC hasta el 2025, el mismo que fue reconocido ante el Juzgado Mixto de Urubamba por las autoridades pertinentes”, manifestó, Julián Quispe, miembro de Junta.

Mientras tanto los regidores de Urubamba expresaron su extrañeza ante los medios de comunicación radial de la provincia, quienes indicaron estar de acuerdo con la licitación, pero no, con el inapropiado camino que se viene dando planteado desde la decisión del ejecutivo, más cuando hay poca claridad en muchos aspectos que solo desnudan el autoritarismo y prepotencia de un alcalde que es manejado por su asesor legal y se pelea constantemente con sus regidores, quien además tiene varias solicitudes de vacancia.

Frente a esta situación, diversos dirigentes del distrito de Machupicchu, sus organizaciones sociales y comunidades campesinas manifestaron estar atentos a los acontecimientos que se registran en Urubamba y lamentan que el alcalde Alberto Valcárcel esté forzando acciones ilegales pese a que el Tribunal Constitucional ratificó el contrato de concesión de Consettur por 30 años advirtiendo que ninguna empresa podrá vulnerar sus derechos empresariales hasta el 2025 por ser además un consorció con respaldo del Estado que aporta al desarrollo del distrito de Machupicchu y cuya carretera es considerada patrimonio distrital.

LA NOTA:

La ruta Hiram Bingham se encuentra dentro del Santuario Histórico de Machupicchu, por lo que su tratamiento es de carácter especial, ya que ésta se encuentra regentada por instituciones como el Sernanp y Ministerio de Cultura.

La capacidad de carga no debe superar las 24 unidades vehiculares, el cual, en la actualidad viene respetando el Consorcio Consettur Machupicchu SAC.

Según argumenta el área legal de Consettur, los derechos empresariales adquiridos por el consorcio, integrado por 9 empresas están vigentes amparados por las leyes y la Constitución Política del Estado que las hará valer en cualquier instancia del Poder Judicial y del Ministerio Público.