15 C
Cusco
lunes, octubre 19, 2020

Economía peruana se está recuperando anuncia titular del MEF y señala que crisis se superara

Inicio Tendencias Economía peruana se está recuperando anuncia titular del MEF y señala que...

La recuperación de la economía peruana ya es una realidad, según los indicadores de producción, lo que favorecerá el crecimiento del PBI  en el orden de 10% en el 2021, señaló la ministra de Economía y Finanzas, María Antonieta Alva. Indicó que, efectivamente, el Perú tendrá una rápida recuperación en el 2021 con un crecimiento de 10%, uno de los mayores de la región, luego de retroceder, se estima, 12% este año.

La ministra precisó que esta recuperación del PBI responde a la reapertura económica, al plan económico aplicado y al esfuerzo de las personas y empresas para sacar al país adelante. “No hay daño estructural en la economía peruana. Hay resiliencia en la economía, que nos ha acompañado en crisis anteriores”, anotó la ministra.

Durante la presentación del Marco Macroeconómico Multianual (MMM) 2021-2024, María Antonieta Alva refirió que, sin un plan económico, la economía peruana hubiera caído 20% en el 2020.

Manifestó que la economía peruana seguirá recuperándose en base a tres factores claves: el impulso de la demanda, el impuso al stock de capital y el impulso a la competitividad y productividad.

RECUPERACIÓN DE SECTORES PRIMARIOS

María Antonieta Alva señaló que, en línea con lo que está sucediendo en el mundo, la economía peruana muestra un comportamiento similar, considerando que se están desarrollando dos dinámicas en el 2020.

“Primero está la dinámica del primer semestre, cuando se tomaron medidas de confinamiento bastante estrictas, lo cual fue resultado de la política de Gobierno de preservar la salud. Esto definitivamente tuvo un impacto en el desempeño económico del primer semestre, cuando se registró una caída de 17.4%”, dijo.

“En el segundo semestre vemos otra dinámica y es una recuperación impulsada por los sectores primarios que alcanzarán niveles registrados antes del covid-19. También vemos una recuperación más lenta en los sectores no primarios”, agregó.

La ministra reiteró que el efecto global de estas dos dinámicas se reflejará en una caída del PBI peruano de 12 puntos en el 2020, sobre todo por la dinámica del primer semestre. 

La ministra indicó que la producción de electricidad se viene recuperando, pues en junio cayó 12.4%, mientras que en julio retrocedió 5.7% y en lo que va de agosto sólo bajó 3.6%.

“El indicador adelantado de electricidad, que nos aproxima cómo está funcionando la economía, pasó de experimentar una caída de aproximadamente 30 puntos en abril, ahora vemos que estamos en una caída de 3.6%”, explicó.

“El sector construcción casi que paró en abril, ahí tenemos una caída casi del 100% en el despacho de cemento. Pero vemos como en tres se ha recuperado a niveles de casi antes del covid”, agregó.

María Antonieta Alva destacó también la recuperación de los sectores de comercio, manufactura y servicios.

“Con información muy actualizada de los niveles de ventas de facturas y boletas electrónicas, vemos que sectores como el comercio está ya en niveles del precovid, así como en la manufactura y los servicios”, dijo.

Descartaron creación de nuevos impuestos para enfrentar severa crisis económica

La ministra de Economía y Finanzas, María Antonieta Alva, descartó un aumento de impuestos el próximo año, tal como se evidencia en el Marco Macroeconómico Multianual (MMM) 2021-2024. “No tenemos previsto en el marco macroeconomico un incremento de impuestos para sustentar el presupuesto público 2021. Creemos que la senda de consolidación fiscal va a requerir medidas tributarias desde el 2022 en adelante”, sostuvo.

Señaló que, desde el punto de vista de la recaudación, hay enormes niveles de evasión en el pago de los impuestos, lo cual está directamente relacionado con el alto nivel de informalidad de la economía peruana. “Vemos aspectos de mejora en la progresividad del sistema tributario y en la necesidad de revisar las exoneraciones tributarias para que sean más eficientes”, manifestó.

María Antonieta Alva sostuvo que en las finanzas públicas se han definido dos estrategias: largo plazo y mediano plazo. “La de corto plazo significó poner bajo suspenso las reglas fiscales, que son los límites que nosotros mismos nos imponemos y que tienen que ver con el crecimiento del gasto corriente y del déficit, así como cuánto será el nivel de deuda, para que el manejo económico siempre sea disciplinado y prudente”, dijo.

“El nivel de esta crisis sin precedentes requería una respuesta sin precedentes, entonces definimos suspender la aplicación de las reglas fiscales en el 2020 y 2021 para generar un espacio fiscal y enfrentar la pandemia”, agregó.

La ministra explicó que ello definirá unas metas de déficit de 10.7% del PBI para el 2020 y de 6.2% para el 2021, lo cual es inusual para el Perú, pero definitivamente es una respuesta para lo que la situación ameritaba.

“Durante el 2020, los ingresos fiscales están experimentando una caída de más o menos 31,000 millones de soles, lo cual se explica por la menor actividad económica que ha determinado menores ventas y menor recaudación, además de las facilidades tributarias que hemos brindado”, señaló.

“En el lado de los gastos, como parte del plan de estímulo económico el gasto público en el 2020 está demostrando un incremento inusual de aproximadamente 27,000 millones de soles para financiar la contención y la reactivación de la economía”, añadió.

En cuanto a la estrategia de mediano plazo, María Antonieta Alva sostuvo que para el MEF es importante volver a la tradición y la normalidad de disciplina en el manejo de las finanzas públicas.

Indicó que se está planteando una nueva convergencia, a partir del 2022, para transitar a la ruta de la sostenibilidad de las finanzas públicas con dos instrumentos: ingresos y gastos.

“Con los ingresos fiscales, vemos espacio para que desde el 2022 se incremente la recaudación en al menos 1.5% del PBI, y por supuesto, está el margen de maniobra para mejorar la eficiencia del gasto público”, manifestó.

La ministra señaló que se proyecta una recuperación de la senda del déficit fiscal al 1% hacia el 2026.

“Antes de la pandemia, el Perú era un país que tenía los fundamentos macroeconómicos más sólidos de la región, con variables muy concretas, como menores niveles de deuda pública, un déficit fiscal bastante sostenido, los mayores niveles de reservas internacionales y los menores niveles de inflación”, dijo.

“Esto es producto de un consenso que hubo en la sociedad sobre un manejo responsable de las finanzas públicas, que no solamente pensaba en el corto plazo, sino también en el mediano y largo plazo”, agregó.