Lonely Planet: Machu Picchu Carbono Neutral es una de las mejores noticias del 2020

La iniciativa Machu Picchu Carbono Neutral, que busca convertir a la ciudadela inca en el primer destino turístico del Perú y del mundo en reducir drásticamente las emisiones de dióxido de carbono, ha sido destacada por Lonely Planet, prestigiosa publicación internacional de viajes que la considera como una de las 10 mejores noticias de este 2020, en la que el turismo ha sido uno de los sectores más afectados por la pandemia del covid-19.

En el artículo titulado “10 buenas noticias que nos levantaron el ánimo en 2020”, Lonely Planet resalta que Perú apunta a lograr una reducción del 45 % de las emisiones de dióxido de carbono para el año 2030 y del 100% para el 2050, siguiendo las directrices del acuerdo climático de París.

“Afortunadamente, las conversaciones sobre la importancia de los viajes sostenibles se han vuelto más frecuentes en los últimos años, y muchas personas se han dado cuenta de que se deben tomar medidas drásticas para asegurar el futuro del planeta”, subraya.

La publicación menciona también que nuestro país también lanzó un folleto de sostenibilidad que destaca la gran biodiversidad y los paisajes únicos que los visitantes pueden disfrutar en su visita al Santuario Histórico de Machu Picchu colaborando con un bajo impacto ambiental.

El reconocimiento, que será otorgado el 2021 por la Organización Mundial de Turismo, coloca a Machu Picchu a la vanguardia de la sostenibilidad América Latina y el mundo.

MACHU PICCHU CARBONO NEUTRO

La iniciativa Machu Picchu Carbono Neutro comprende una serie de actividades desplegadas desde hace dos años. Una de ellas es la campaña “Un millón de árboles para el Santuario Histórico de Machu Picchu y su zona de amortiguamiento” promovida por el Ministerio del Ambiente y que tiene como reto, al 2021, recuperar espacios degradados en dicho ecosistema. Esta recuperación será equivalente a 779.42 hectáreas.

El proceso de recuperación forestal se realiza con especies nativas vegetales como queñua, chachacomo, tasta, entre otros, en la zona andina; y con aliso, pacaymono, chalanque, incienso, entre otros, en la zona amazónica. Las primeras 100,000 plántulas fueron sembradas en la cuenca del río Salkantay, en enero de este año.

Este proyecto, a cargo del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), REI Adventures, Mountain Lodges of Peru y su ONG Yanapana Perú, se desarrolla de manera sostenible y con la articulación de diversos actores de la sociedad civil, principalmente la población que reside en las zonas donde se ejecutará la reforestación.

Otras acciones emprendidas son el manejo adecuado de los residuos sólidos. Para ello se inauguró, en abril de 2019, la Planta de Valorización de Residuos Orgánicos en el distrito de Machu Picchu Pueblo.

La planta tiene la capacidad de procesar cuatro toneladas de residuos y generar biocarbón o carbón vegetal, un fertilizante natural que ayudará a intensificar la productividad agrícola del suelo en la zona.

La infraestructura está constituida por tres máquinas encargadas de compactar, deshidratar y pirulizar o someter a altas temperaturas los residuos orgánicos que se generan en el distrito de Machu Picchu y que representan más del 60 % de los residuos totales generados en esa localidad cusqueña.

La puesta en funcionamiento de la planta de valorización de residuos orgánicos ha sido posible gracias al trabajo articulado del gobierno local, la empresa privada y la sociedad civil que, en el caso de la población del distrito de Machu Picchu ya segrega en 90 % sus residuos sólidos.

Gracias al apoyo de la empresa privada se implementó también una planta compactadora de residuos plásticos que procesa mensualmente 30 toneladas de residuos plásticos y sólidos.

Con esta planta, los residuos plásticos son procesados y reciclados con más velocidad. Después, son transportados al kilómetro 59 de la localidad de Pachar, donde la Municipalidad Distrital de Machu Picchu tiene el punto de transferencia y se comercializa el material compactado.

Esta infraestructura permite impulsar el Plan de Gestión de Residuos y evitar que los desechos que deja diariamente la actividad turística tengan un efecto nocivo en el paisaje y el ecosistema de Machu Picchu, el principal destino turístico del Perú que cautiva al mundo.

“Hoy vemos el resultado de dos años de constante trabajo. Los vecinos de nuestro distrito y el municipio nos pusimos objetivos y los estamos logrando. Es así que queremos ser uno de los distritos del Perú en contribuir con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero”, expresó Darwin Baca León, alcalde distrital de Machu Picchu.