20 C
Cusco
jueves, octubre 22, 2020

Intervienen a tres sujetos por venta ilegal de pruebas rápidas en Cusco

Inicio Actualidad Intervienen a tres sujetos por venta ilegal de pruebas rápidas en Cusco

Efectivos PNP pertenecientes a la Unidad de Seguridad del Estado en coordinación con agentes de la División de Inteligencia de la Macro Región Policial Cusco, intervinieron a tres individuos por el presunto Delito contra la Salud Publica, subtipo  comercialización clandestina e ilegal y manipulación sin protocolos respectivos en agravio del estado, venta ilegal del dispositivo medico IN VITRO (pruebas rápidas para el COVID-19), sin contar con la debida documentación y autorizaciones.

Jhoel Aldair Segura (24), Dionisio Quispe (40), y Percy Chariarse (41), son los sujetos intervenidos, en inmediaciones de la Av. Pardo de la ciudad del Cusco, los mismos que al momento de la intervención se les encontró ocho cajas de dispositivos médicos IN VITRO (pruebas rápidas para el COVID-19), con un total de doscientas (200) muestras con sus respectivos reactivos, de marca Genru Novel Coronavirus (2019-nCoV) IgM Test Kit (coloidal gold) 25T/KIT, de fabricación China, los mismos que no contaban con la documentación y/o autorizaciones de preexistencia y para la venta, según las normativas sanitarias vigentes.

Los intervenidos fueron trasladados a las instalaciones de la Unidad de Seguridad del Estado, y se puso de conocimiento del representante del Ministerio Público, Fiscal Especial de Prevención del Delito Cusco quien dispuso realizar las diligencias conforme a Ley, levantando las actas correspondientes, de igual forma se tiene en custodia el vehículo marca Toyota – Yaris, color azul con placa de rodaje X2A-574.

Asimismo, los agentes del orden procedieron a la verificación de la procedencia de las pruebas rápidas COVID-19, en relación al lote, fecha de vencimiento y registro sanitario, de conformidad a las regulaciones establecidas en los dispositivos legales; de la documentación e informaciones obtenidas se pudo establecer que las personas intervenidas realizaban la venta ilegal de dichas pruebas rápidas mediante las redes sociales y llamadas telefónicas para la venta a personas particulares.