En reunión de trabajo que realizaron las autoridades de la ciudad, determinaron que en la ciudad están prohibidas las movilizaciones callejeras, reuniones publicas y otras, para lo cual la policía intervendrá de oficio y detendrá a quienes promuevan y participen en estos actos públicos.

Esta disposición se puso de manifiesto ayer, cuando el martes ultimo se reunieron el prefecto regional, comando de la Policía Nacional, autoridades y otros, quienes aprobaron este propósito, por la emergencia sanitaria que se registra en el Cusco por la pandemia del coronavirus.

La información la dio a conocer la comandante PNP, Edith Espejo Puma, quien indicó que ayer que los efectivos policiales tuvieron que salir a las calles y a los puntos estratégicos, al igual que el Ejercito peruano, para hacer cumplir las disposiciones que rigen en el país.

“En reunión de las autoridades políticas, la Policía Nacional y el Ejercito peruano determinaron que esta terminante prohibido cualquier marcha durante la emergencia sanitaria y la cuarentena focalizada por ello ayer fueron detenidos varios dirigentes”, indico.

La alta jefa policial, indico que para dar cumplimiento a este acuerdo se ha oficiado a la Defensoría del Pueblo, al Ministerio Publico y otras entidades quienes han exhortado a la población para que den cumplimiento a las disposiciones que rigen en el país.

Edith Espejo, señalo que ayer la policía tuvo arduo trabajo de control en la ciudad, ante la anunciada movilización que debían de realizar el pueblo con sus organizaciones sindicales contra la privatización de la Educación el cual fue controlado.